Esta modelo tiene tatuado el 99% de su cuerpo: muchas empresas la descartan luego de la primer entrevista

Patricia Zorzenon

14 Septiembre 2022

Esta modelo tiene tatuado el 99% de su cuerpo: muchas empresas la descartan luego de la primer entrevista
Advertisement

En el trabajo, así como en muchos otros ambientes, a menudo se requiere una vestimenta formal o discreta, que excluye la posibilidad de lucir piercings y tatuajes en el cuerpo. Estos últimos ya están muy difundidos en todo el mundo, tanto es así que hoy en día es difícil no encontrarse con una persona adulta tatuada. Sin embargo, hay que tener cuidado a las cantidades y a la posición del dibujo que se desea "llevar marcado" en la piel, dado que muchos lugares de trabajo no aceptan la presencia de tatuajes. En definitiva, si se elige este camino, lamentablemente, se corre el riesgo de limitarse desde el punto de vista laboral. Es lo que le sucedió a Amber Luke, una modelo australiana cuyo 99% de su cuerpo está completamente cubierto por tinta de color.

via Instagram / Amber Luke

Advertisement

Amber Luke se quejó luego de haber sido descartada más de una vez en diferentes entrevistas de trabajo debido a su apariencia. La joven modelo australiana, de hecho, tiene tatuado el 99% de su cuerpo. Ella misma contó que gastó una buena suma de dinero para transformar su aspecto a través de tatuajes y piercings, unos 240.000 euros. Sin embargo, su decisión completamente personal le costó bastante caro dado que ninguna empresa está dispuesta a contratarla. Ella dice de todas maneras que está orgullosa de su apariencia, considerada extraña por la mayoría de las personas que la conocen, y está contenta de no verse comprometida:

"Está bien así. No quiero trabajar para una empresa que juzga de forma superficial mi apariencia, no interesándose por mi ética del trabajo, por mi moral o mis valores".

La pregunta es legítima: ¿es más importante la apariencia externa de una persona o sus efectivas capacidades laborales? En cualquier caso, hay maneras y maneras de expresar cada opinión y estar en desacuerdo con determinadas decisiones. La influencer australiana, de hecho, lamenta el hecho de que la gente se exprese cada vez más de forma tan directa y brutal, sin preocuparse de poder herir al interlocutor. Amber, sin embargo, no se dejó desanimar por las críticas y por las dificultades y siguió adelante con sus decisiones consideradas por muchos "extremas".

Advertisement

Aunque parecía incapaz de encajar en una sociedad que día a día no deja mucho espacio a las fuertes personalidades como la de ella, la joven de todas maneras logró darle buen uso a su creatividad, dando vida a una empresa que vende accesorios de moda.

Amber entonces logró construir la vida que deseaba, a pesar de que tuvo que luchar mucho más de lo normal para lograr los resultados esperados.

Según ustedes ¿es correcto que exista una relación tan estrecha entre los tatuajes y el mundo laboral? ¿O creen que cada uno es libre de hacer lo que mejor cree con su cuerpo, sin dejar de ser un empleado ejemplar? Escriban su opinión en los comentarios.

Advertisement