x
Se reencuentran 55 años después del…
Se divorcia de su esposa porque sus hijastras se burlan de su hija biológica Anciana pierde a su esposo y a su casa en 24 horas: los vecinos deciden

Se reencuentran 55 años después del final de su relación y redescubren que se aman: "El amor no envejece"

20 Agosto 2022 • Por Patricia Zorzenon
3.062
Advertisement

Puede suceder que encuentres a la persona adecuada en el momento equivocado y no poder hacer funcionar las cosas, a pesar de todas las buenas intenciones. En ese momento podrá parecer que esa persona no está destinada a nosotros, pero no es posible descartar a priori un nuevo encuentro, en un momento distinto y quizás más propicio. Esto le sucedió a Mary Porto, una mujer brasileña de 74 años y a Raymond Widmer, un hombre suizo de 75 años. Ambos han tenido una segunda oportunidad, luego de separarse cincuenta y cinco años antes.


Mary y Raymond se conocieron cuando eran tan solo unos jóvenes de 18 y 19 años. Mary se mudó de Brasil a Bélgica, luego de la transferencia laboral de su padre y luego prosiguió con sus estudios en la escuela de arte de Lausana, en Suiza. Es aquí donde la joven Mary conoció a Raymond por primera vez: "En la secretaría, mientras me presentaba en el instituto, un hermoso joven me miraba fijamente. No le presté demasiada atención, porque estaba nerviosa, concentrada, pero luego de ese día comencé a darme cuenta que dónde iba estaba esta figura sonriente mirándome fijamente. Entonces tomé coraje y lo invité a tomar un café", contó la mujer.

Los dos así comenzaron a verse y Mary, que siempre fue una mujer que sabe cuándo ponerse manos a la obra, decidió dar el primer paso y besarlo: "No me gusta perder tiempo. Entonces decidí que era hora de besarlo. Si debe ser, será, sino acabará" recordó Mary.

Sin embargo, su relación pudo durar solamente 6 meses ya que Mary se vio obligada a mudarse nuevamente a su país de origen. Durante otros 6 meses los dos continuaron escribiéndose cartas, pero con una distancia tan grande hubiera sido imposible seguir una relación y esperar formar una familia algún día. Entonces, poco después, el interés se desvaneció y los dos terminaron por no escribirse más. Desde ese momento, ha pasado mucha agua por debajo del puente: Mary se casó con su primer esposo, Samuel, con el cual permaneció durante 16 años antes de separarse, con el que tuvo dos hijos; también Reymond, por su parte, había cambiado de página y se había casado. Mary, a decir verdad, se casó 3 veces, tanto que a los 70 años decidió que no quería saber más nada con los hombres. Lástima que algunos años más tarde recibió un sobre amarillo con un sello suizo: era una carta de Reymond que la estaba buscando, 55 años después del final de su relación.

"Cuando tomé la carta fue una gran emoción, su recuerdo casi se materializa frente a mi. No podía creerlo", contó Mary. Reymond había encontrado un viejo regalo de Mary en un cajón y pensando en esa chica, imaginó poder localizarla para decirle que nunca la había olvidado, a pesar de estar casado. Con mucha determinación Reymond logró encontrar la dirección de Mary y le envió esa carta que cambió para siempre sus vidas.

Advertisement

Ha sido todo tan emocionante e increíble, que luego de apenas una semana de su gran encuentro, los dos decidieron casarse. Mary y Reymond se sorprendieron de lo parecidos que eran y cómo en un cierto sentido "envejecieron juntos".

"Pienso realmente que fue un milagro lo que nos ha sucedido" han dicho, "Nuestro objetivo es vivir el presente, felices y juntos. El amor no envejece, al contrario, es la fuente de la eterna juventud". ¡No podríamos estar más de acuerdo y felices por ellos!

Tags: AncianosHistoriasAmor
Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias