Golpes de calor y presión baja: algunos trucos par afrontar el aumento de la temperatura - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Golpes de calor y presión baja: algunos…
Un perro atrapado en su mismo pelo es salvado de la calle: luego del esquileo revela unos ojos dulcísimos Derriba un pájaro bellísimo en vía de extinción y lo exhibe como un trofeo: la respuesta no se hace esperar

Golpes de calor y presión baja: algunos trucos par afrontar el aumento de la temperatura

Por Patricia Zorzenon
1.077
Advertisement

Como muchos saben, el sol es un aliado fundamental para la salud, porque desencadena una serie de mecanismos beneficiosos ya sea a nivel mental que físico. Como ocurre para cada otra cosa, de hecho tambièn este puede ser dañino cuando nos abandonamos a exposiciones exageradas y sin precauciones.

En particular queremos hablar de dos consecuencias muy comunes con la llegada de las bellas estaciones: el golpe de sol (o de calor) y la presión baja.

Golpe de sol y golpe de calor

Primero que todo comenzamos con distinguirlos. El golpe de calor es un fenómeno directamente no ligado a la exposición al sol, sino más bien al calor que él ha generado. Este último, unido a la humedad, pone a la prueba la capacidad de enfriamiento del cuerpo a través del sudor. Si la termoregulación no funciona por demasiado tiempo, comenzan a asomarse los típicos síntomas: respiración jadeante, piel muy caliente, confusión mental (incluso grave), dolor de cabeza.

El golpe da sol (o insolación) en vez está  directamente ligada a la exposición de los rayos solares y afectan más a la piel. Es riesgoso sobre todo para las personas de tez clara, pero en general todos deben prestar atención. Los síntomas incluyen: enrojecimiento de la piel y de los ojos, transpiración excesiva, náuseas, confusión mental y mareos.

En ambos casos, la primera cosa que hay que hacer es llevar a la persona a un lugar fresco y sombreado, hacerla estirar y levantarle las piernas. Desprender la ropa para favorecer el enfriamiento del cuerpo, procediendo con los paños con agua fría sobre todo sobre las muñecas, en la ingle y las axilas. Darle de beber agua fría y si los síntomas persisten o se trata de un sujeto a riesgo (un anciano, un niño o una persona en particulares condiciones de salud), llamar inmediatamente a emergencias.

Disminución de la presión

Otra consecuencia del calor es la clásica disminución de la presión (inferior de 90/60), que lleva a mareos, estado de debilidad y en ciertos casos desmayos. Para prevenirlo nos hace de ayuda también la alimentación, útil a restablecer los niveles de azúcares y sales en la sangre.

Entre los alimentos más eficaces encontramos la liquirizia o regaliz (hablamos de la raíz o de la liquirizia pura, evitar caramelos hipercalóricos): es óptima para aumentar la presión de la sangre y se puede masticar cuando se sientan bajo de ánimo. Incluso el jengibre y las bananas son óptimos aliados porque son ricos de sales minerales.

Advertisement

Precauciones generales

imagen: health.mil

En general, de cualquier problema se trate, las precauciones para tomar son parecidas: evitar de exponerse a los rayos solares desde las 11 a las 17 horas, no hacer actividades físicas, comer absolutamente alimentos livianos y ricos de líquidos, preferir la ropa respirable y clara, airear los ambientes (interior del auto, oficina, casa) y sobre todo, no dejaremos nunca de decirlo, llevar siempre consigo la botella de agua, para beber abundantemente durante el día.

Recordemos además que niños y animales no deben ser dejados en los autos ni siquiera por un minuto.

Tags: BienestarSalud
Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias