Una mamá pone al hijo en castigo pero el perro no le permite al niño de afrontar solo la penitencia

por Patricia Zorzenon

15 Febrero 2020

Una mamá pone al hijo en castigo pero el perro no le permite al niño de afrontar solo la penitencia
Advertisement

Ha sido establecido que el animal en grado de sentir más empatía con el hombre es el perro. Un estudio, de hecho, ha explorado este aspecto, sosteniendo la particular predisposición de algunas razas caninas y entrar en sintonía con el ser humano. Que el perro fuera el mejor amigo del hombre, por otro lado, ya los sabíamos. Quien tiene la suerte de compartir la vida con un amigo de cuatro patas sabe bien de qué cosa se habla. Y parece saberlo muy bien también el pequeño Peyton, un niño con un amigo muy especial: Dash, un perro fiel, que lo acompaña desde los primeros años de vida.

via Facebook / Jillian Smith

Advertisement
Facebook / Jillian Smith

Facebook / Jillian Smith

Como todos los niños pequeños, incluso Peyton tiene necesidad, cada tanto, de ser puesto en linea y la mamá (Jillian Marie Smith) no pierde ocasión para enseñarle al hijo las buenas maneras y el justo comportamiento de adoptar con los demás. Después de uno de las tantas peleas entre Peyton y su hermana, Jillian ha decidido de poner en castigo al hijo como en general se acostumbra: de cara al muro por algunos minutos y reflexionar sobre lo que ha cometido recientemente.

Advertisement
Facebook / Jillian Smith

Facebook / Jillian Smith

Para un niño pequeño, estar algún tiemp en pie y fijar la pared puede ser de verdad aburrido (¡cualquiera lo sabe un poquito!) pero, al mismo tiempo, podría ser un modo para impulsarlo a la concentración y para hacerlo reflexionar de verdad sobre su comportamiento.

Cuando Dash, el perro de familia, ha visto a su amigo del corazón estar alli como un palo frente a la pared, ha decido de no dejarlo solo y se le ha puesto al lado para hacerle compañía.

¡El "trágico" momento del castigo!

¡El "trágico" momento del castigo!

Facebook / Jillian Smith

Mamá Jillian no ha podido hacer a menos de inmortalizar la escena que retrata a Peyton mientras sufre el castigo con Dash al lado. El niño no ha resistido de hacerle alguna caricia a su amigo, ¡pero siempre manteniendo la seriedad de quien está penando un castigo muy severo!

Facebook / Jillian Smith

Facebook / Jillian Smith

Como pueden imaginar, la penitencia de Peyton ha durado menos de cuanto se esperaba, pero seguro no será la última. Pero es cierto, Dash no lo dejará nunca afrontar solo los momentos más difíciles de la vida, ¡el pequeño Peyton puede seguramente contar con él!

Advertisement