Estos dos hermanos arreglan calzados antes de ir a la escuela para poderse pagar el almuerzo y continuar los estudios - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Estos dos hermanos arreglan calzados…
Este perro generoso salva de la lluvia a un gatito friolento y lo lleva a casa como si fuese su amigo Un chihuahua lo ha salvado de la depresión, así este hombre decide de abrir un refugio para perros con dificultades

Estos dos hermanos arreglan calzados antes de ir a la escuela para poderse pagar el almuerzo y continuar los estudios

1.023
Advertisement

No todos los niños, lamentablemente, viven una infancia feliz y sin problemas. Algunos de ellos deben ya luchar desde pequeños incluso para obtener un poco de comida, una cosa que debería, en realidad, ser garantizado por los propios padres. No siempre, sin embargo, las familias tienen el dinero necesario para mantener dos, tres o más hijos y es por esto que, por ejemplo, un niño de 12 años y su hermanita de 13 se empeñan cada día para reunir algún dinero por la calle, en modo de poderse comprar el almuerzo. Los dos pequeños emprendedores ofrecen un servicio de reparación del calzado: antes de ir a la escuela, se sientan en la calle y reparan los zapatos a algunos transeúntes. Después de lo cual, los dos se dirigen a la escuela.

Manuelita y Micko Borbon son dos jóvenes estudiantes de la Palawan National School, queda en la ciudad de Puerto Princesa en Palawan, en Filipinas. Juntos, hermano y hermana, se encuentran cada día en el mismo ángulo de la calle ofreciendo reparar calzados. Arreglan cuanto les es posible, hasta que no han reunido suficiente dinero para comprarse el almerzo del día. A decir verdad, Manuelita ha admitido que además del almuerzo, el dinero le sirve a ellos incluso para participar a los varios proyectos escolares.

El motivo por el cual ya sea Manuelita que Micko son así de hábiles en este campo, está en el hecho que también sus padres trabajan como zapateros.

La mamá ha admitido que la familia está afrontando dificultades de la que le cuesta salir, sobre todo porque mensualmente hay un alquiler que pagar. En cada caso, la mujer ha expresado todo su orgullo frente a los hijos que parecen tan determinados en querer continuar los estudios.

La vida no es de hecho simple y Manuelita y Micko no se averguenzan para nada de aquello que hacen: creen firmemente que ya sea lo poco necesario para poderse permitir de ir a la escuela. Una historia que nos hace reflexionar sobre aquello que consideramos la prioridad de la vida y sobre cuanto algunos de nosotros somos afortunados a conducir la vida que hacen.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias