Le pide a su bisabuela de 101 años que sea su dama de honor: "Le había hecho esta promesa desde chica" (+VIDEO)

Patricia Zorzenon

15 Enero 2023

Le pide a su bisabuela de 101 años que sea su dama de honor:
Advertisement

Las abuelas y los abuelos son personas especiales, debemos reconocerlo. Quienes todavía tienen la suerte de tener uno o los dos, saben bien cuánto estos son casi ángeles que siempre saben decir lo correcto en el momento más oportuno y saben cómo ayudar, particularmente a sus nietos a resolver situaciones o a hacer especial un momento de sus vidas.

La relación que se crea con los hijos es algo mágico y si se tiene la oportunidad de tenerlos cerca, es un vínculo que día a día se fortalece. Esto sucede tanto con los abuelos como con los bisabuelos y cuando se vuelven realmente importantes, se trata de involucrarlos al máximo en los grandes eventos de la vida. Saben algo de esto las protagonistas de esta historia. Descubramos juntos quienes son.

via Erin Radmann/Instagram

Advertisement

Erin Radmann y Rose son nieta y bisabuela, que, desde cuando la chica era pequeña, tuvieron una relación especial, tan única que un día, fantaseando con su boda a los 13 años y sin tener idea de cuándo sucedería, Erin le prometió a su bisabuela que ella sería su dama de honor.

Un juramento que quedó firme en esa fecha: al fin y al cabo, era demasiado pequeña y necesitaba esperar aún un tiempo antes de encontrar a su alma gemela. Pero luego ese momento llegó y abuela Rose, a la venerable edad de los 101 años, aún estaba con vida. Por eso, entonces, que después de la propuesta de su amado, le vino inmediatamente a la mente a Erin la promesa e hizo un gesto muy especial con la anciana.

No solo se limitó a hacerle la maravillosa pregunta a su bisabuela, sino que le compró un collar e imprimió una nota que escondió dentro de la caja. Cuando la señora Rose abrió el paquete, sentada en la mesa con su nieta y leyó su contenido, no pudo contener la sorpresa y la felicidad.

"Abuela Rose, ¿quieres ser mi dama de honor? Con cariño, Erin". Un mensaje sencillo que revela todo el amor entre estas dos mujeres. Muchos años de diferencia, pero un sentimiento profundo y sincero lo que las une. Obviamente, la anciana señora no dudó y aceptó acompañar a su nieta en el día más hermoso de su vida. Lástima que, a la espera del gran acontecimiento, la mujer falleció y no pudo honrar el pacto hecho con Erin.

Advertisement

Lamentada por el triste suceso, pero consciente de que, donde sea que esté, la abuela Rose estaría de todas formas a su lado, la joven la hizo participar exhibiendo una foto de ella durante toda la duración de la boda. Nadie le devolvería a su abuela, pero ella encontró igualmente una manera para tenerla a su lado y un mensaje en un mensaje en las redes sociales le dedicó palabras llenas de amor: "Gracias por ser mi dama de honor mirándome desde el cielo".

Una historia muy emocionante que nos deja, a pesar de todo, con el corazón llenos de alegría. Los abuelos son tesoros invaluables, mientras podamos, disfrutemos siempre de su compañía.

Advertisement