Mecánico gana 126 millones de euros: "Tengo una mansión soñada y autos de lujo, pero mi vida es aburrida"

Patricia Zorzenon

26 Noviembre 2022

Mecánico gana 126 millones de euros:
Advertisement

Ganar la lotería es el sueño de muchos, lástima que no todos pueden lograrlo. Sin embargo, hay personas que después de mucha tenacidad y paciencia, logran su objetivo y se encuentran entre sus manos una verdadera fortuna. Sucede, entonces, que la vida diaria cambia completamente y que la vida toma un camino inesperado. Pero ¿estamos seguros de que esto siempre debe considerarse positivo?

Muchos responderían que sí, no el protagonista de esta historia. Descubramos su historia y entendamos juntos el por qué.

via Mirror

Advertisement

Neil Trotter vive en Coulsdon, en el sur de Londres y trabajaba como mecánico, al menos hasta cuando algo en su vida cambió completamente. Jugador apasionado, tuvo la constancia de probar en la lotería y luego de varios años logró cumplir el sueño de ganar. La cifra en juego era muy alta y de un momento a otro, fue suya. El hombre se llevó a su casa 126 millones de euros y logró cumplir todos sus sueños. Gran aficionado de los autos de carrera, cambió su pequeño coche por un Porsche y un Jaguar y se compró una mansión con lago privado.

El presentimiento que tarde o temprano la suerte golpearía su puerta siempre lo tuvo y decía: "Un día ganaré y ganaré mucho". Nadie, sin embargo, creia que podía suceder realmente, ni siquiera su padre que se burlaba de él, diciéndole que eso pasaría solamente en sus sueños. Sin embargo no, él tenía razón y sucedió realmente. "El día anterior sentía que estaba por suceder algo extraordinario -dijo- Le dije hasta incluso a mi padre que pronto sería millonario" - y así fue.

Pexels - Not the actual photo

Una situación nueva y muy diferente a la anterior que dejó al hombre completamente desplazado. Cualquier persona pensaría que desde ese momento en adelante su vida solamente sería positiva, pero no fue así. "Pasar de días intensos de trabajo a no hacer nada no fue bonito -confesó el hombre- Pude cumplir lo que yo quería, esto sí, pero pasar muchas horas en mi casa, sentado en el sofá mirando la televisón es tremendamente aburrido". Una afirmación bastante singular, si pensamos que muchos otros harían cualquier cosa para encontrarse en su lugar.

La victoria, sin embargo, le dio la oportunidad de regresar con su primer amor: las carreras. Y es a estas que está dedicando parte de su día y de su tiempo libre, divirtiéndose con lo que más le gusta y que, finalmente, puede también permitirse. Y quién sabe si tarde o temprano no puede aceptar plenamente su nueva existencia.

¿Ustedes qué hubieran hecho en su lugar y con todo ese dinero a disposición?

Advertisement