Niña recién adoptada ve a su madre durante el acto de la escuela y no contiene su alegría

Patricia Zorzenon

14 Octubre 2022

Niña recién adoptada ve a su madre durante el acto de la escuela y no contiene su alegría
Advertisement

El camino de la acogida y de la adopción es un viaje hermoso, pero muy tortuoso: a menudo los niños que finalmente son acogidos en una familia amorosa deben enfrentarse a problemas demasiado grandes para su pequeña edad. Sin embargo, con paciencia y el amor de los nuevos padres, la mayoría de las veces las familias logran superar juntos cada pequeño obstáculo, devolviéndole al pequeño la vida tranquila y despreocupada que merece cada niño.

Es un ejemplo la pequeña Amaris Traversy, una niña de 2 años que le mostró todo su amor a su nueva madre. Descubramos juntos cómo.

via TikTok - @foster_into_motion

Advertisement

TikTok - @foster_into_motion

En un video compartido en TikTok que acumula miles de visualizaciones, la pequeña Amaris reconoce a la madre durante una obra de la escuela: la niña se muestra junto a sus compañeros de la guardería en un escenario entre todos los niños vestidos con sus coronas de cartón cantando una canción guiados por su maestra.

En el video, Amaris parece no poder concentrarse en nada más que en su madre: de hecho se la ve repetir más de una vez "¡Es mi madre!" con una sonrisa radiante y el dedo apuntando a la cámara. La madre, Genevieve Traversy, se encuentra entre el público, preparada para grabar el tierno momento. En el pie del video la madre escribió que grabó este momento poco después de haber adoptado a su hija.

TikTok - @foster_into_motion

"Me pareció que ese fue el momento en el que entendió que no me iría a ningún lado. Me dan ganas de llorar de solo pensarlo", comentó la mujer. Amaris era una recién nacida cuando fue dada en adopción. Fue acogida por Traversy, su esposo Shawm y a sus cuatro hijos cuando tenía 18 meses. Cuando llegó a su casa no confiaba en las personas. "Retrocedía" si alguien intentaba estar cerca de ella. "Nunca había bebido desde una taza y tenía muchos miedos, como bañarse y no le gustaba que la tocaran", contó Genevieve.

"Hemos tenido que derramar mucho amor sobre ella, mucho. Hubo mucho llanto, no solo de su parte, sino de parte de todos nosotros. Fue difícil", contó Traversy, agregando que se siente extremadamente orgullosa de cómo su hija ha crecido: "Ahora es una niña fantástica. Es un sol, simpática, sociable y le encanta la gimnasia".

Esperamos que siga siéndolo y que la vida pueda reservarle para siempre sólo cosas positivas. ¡Buena suerte!

Advertisement