Fui a urgencias por calambres estomacales, sin embargo di a luz a una niña

por Patricia Zorzenon

13 Marzo 2022

Fui a urgencias por calambres estomacales, sin embargo di a luz a una niña
Advertisement

La vida está hecha de muchas sorpresas y de cosas inesperadas, pero nadie podría haber predicho lo que le sucedió a esta joven de 22 años. La historia de Abby Vollet, una mujer de Missouri en los Estados Unidos que ha sido hospitalizada por fuertes calambres estomacales y que sin embargo tuvo la sorpresa de su vida, está dando prácticamente la vuelta al mundo por lo increíble que fue. ¡Y estamos seguros que después de haberla leído también ustedes quedarán sorprendidos!

via 7News

Advertisement

La protagonista de esta increíble historia se llama Abby Vollet, tiene 22 años y vive en el estado estadounidense de Missouri; hacía tiempo que tenía fuertes calambres y dolores estomacales, pero su médico le había dicho que no era nada de qué preocuparse. Los calambres, sin embargo, continuaron sin inmutarse y de hecho, parecían aumentar en gran medida con el tiempo; entonces la joven decidió acudir al hospital más cercano para solicitar una visita más profunda o una hospitalización. Cuando llegó allí y los médicos le hicieron los exámenes de rutina, llego la ducha fría: Abby Vollet estaba embarazada de 35 semanas, ¡solamente que su cuerpo no le había dado alguna señal clara!

Advertisement

A pesar de la sorpresa inesperada, Abby había dicho que nunca había sospechado sobre un embarazo en curso, dado que su cuerpo no le había dado señales evidentes a simple vista: no había aumentado de peso, su panza no había crecido, no había tenido náuseas, ardor estomacal o retención de líquidos; tan solo este último tiempo estaban los calambres dolorosos de un origen desconocido que la habían alertado. Después de una cesárea operada de urgencia en tan solo 20 minutos, Abby dio a luz a su hija, una hermosa niña llamada Khalani.

Los primeros días del nacimiento de la niña, Abby estaba tan impactada y llena de sentido de culpa que no podía ni siquiera mirar a la pequeña con amor maternal; tenía tan solo 21 años cuando dio a luz, era una joven soltera que no sabía cómo hacer de madre, ¿qué podía hacer?

Sin embargo, con el tiempo, Abby Vollet aceptó su repentino rol maternal, encontró un punto de contacto con su bebé y ahora cambió completamente su punto de vista sobre ser madre; si antes la joven estadounidense no tenía absolutamente planificado dar a luz a un hijo, ahora no se separaría jamás de su adorada Khalani a pesar de que su padre biológico, un joven con el que Abby ya no se veía hacía tiempo, no formara parte de su vida. ¡Una madre soltera que del miedo y del temor se convirtió en una madre valiente e independiente!

Es cierto que a veces la vida puede ser realmente sorprendente, ¿no es verdad?

Advertisement