¿Quién reveló el escondite de Anna Frank y de su familia? Después de 77 años los investigadores tienen un nombre

por Patricia Zorzenon

22 Enero 2022

¿Quién reveló el escondite de Anna Frank y de su familia? Después de 77 años los investigadores tienen un nombre
Advertisement

¿Cómo hizo la policía alemana, el 4 de agosto de 1944, para encontrar el lugar exacto en donde la familia de Anna Frank se había refugiado? Es un misterio que, quizás, luego de 77 años, encontró una respuesta. La vida de Anna Frank se cortó a los 15 años de edad, demasiado pronto, como la de muchos otros niños judíos durante la Shoá. Sus diarios hicieron famoso su nombre, que hoy recordamos y transmitimos: Anna vivió escondía durante dos años, junto a su familia, en un escondite secreto en Ámsterdam antes de ser deportada junto con los demás a los diferentes campos de concentración. Solamente el padre de Anna, Otto Frank, regresó del campo de concentración y son gracias a él las publicaciones de los diarios de su hija. Un padre que nunca dejó de buscar la verdad y que ahora, luego de 77 años, parece haber salido a la superficie.

via BBC

Advertisement
Wikipedia

Wikipedia

El Departamento de investigación política de la policía inició una investigación inicial sobre quién había revelado el escondite de la familia Frank a la policía alemana allá por 1947. Una investigación que terminó con la acusación del almacenero de la empresa donde se encontraba el escondite de los Frank y de otras familias, el señor Willem van Maaren. Pero ya en abril del año siguiente el hombre fue absuelto porque los indicios en su contra resultaban ser "poco claros". A Otto Frank, de todas maneras, siempre le quedó la duda que en traicionarlos habían sido precisamente judíos.

Después de mucho tiempo, parece que la respuesta es definitiva e inquietante al mismo tiempo. Un equipo de investigación, compuesto por Thijs Bayens, Pieter van Twisk, un histórico periodista y Vince Pankoke, un ex agente del FBI, descubrieron el misterio luego de 5 años de investigaciones. Con la ayuda de decenas de investigadores, archivistas, analistas forenses, historiadores, criminólogos y técnicos informáticos estudiaron y rastrearon miles de documentos; partieron tras la pista de todos aquellos que podían haber tenido contacto con Otto Frank y su familia, incluídos los descendientes en vida. Al final la respuesta surgió de la investigación: Arnold van den Bergh, un escribano judío que trabajaba en Ámsterdam, ahora es mencionado como el plausible traidor que reveló la posición de los Frank.

Advertisement
Wikipedia

Wikipedia

Lo que hizo sospechar al equipo de investigación fue el diferente tipo de trato que los nazis tuvieron con el escribano judío, en ese entonces miembro del Consejo judío. Arnold van den Bergh, de hecho, impuso las políticas nazis en los lugares judíos e incluso luego de la disolusión del Consejo, siguió siendo dejado en paz por el régimen. Algo, sin embargo, debió haber cambiado, posteriormente, tanto que el ex agente del FBI, Vince Pankooke, explicó:

"Cuando van den Berhj perdió todo su conjunto de protecciones que lo eximían a tener que ir a los campos, tuvo que proporcionarles algo valioso a los nazis con los que había tenido contacto para dejar que él y su esposa en ese momento permanecieran a salvo". Entonces, es por eso que el escribano reveló el escondite de los Frank dándole esa información a los nazis. Otto Frank, entonces, tenía razón: había sido un judío quien los había traicionado.

¿El escribano quizás tenía otra opción? No lo sabemos y no estamos aquí para juzgar los hechos del pasado, sino solamente para reconstruir una historia y seguir recordando la experiencia más traumática vivida en Europa en el siglo XX. Para que nunca más vuelva a suceder.

 

Advertisement