Cubre las manijas de las puertas de la casa con brillantina para no dejar que su suegra se entrometa en su casa

Patricia Zorzenon

09 Enero 2022

Cubre las manijas de las puertas de la casa con brillantina para no dejar que su suegra se entrometa en su casa
Advertisement

¿Tienen también ustedes problemas de convivencia en casa con la suegra? Siempre amada y al mismo tiempo odiada por la esposa o por el marido de la pareja, no siempre logra simplificar la vida de las nueras o de los yernos. Podrá ser incluso una madre amorosa y una abuela perfecta, pero a veces puede resultar ser inconscientemente entrometida e invasora en la casa de otra persona. Que es exactamente lo que estaba sucediendo desde hace demasiado tiempo dentro de la casa de la protagonista anónima que contó todo en  Reddit.

via AITA/Reddit

Advertisement

Nate Grigg/Flickr - Not The Actual Photo

En el grupo AITA de Reddit, la mujer le contó a los usuarios su pésima experiencia con su suegra en la casa; era desde hacía demasiado tiempo que la mujer anciana se entrometía indirectamente en las habitaciones de la casa a sus "espaldas"; cada vez se repetía el mismo guión: la suegra se olvidaba el camino hacia el baño y así abría inconscientemente las manijas equivocadas. Una vez abría la manija de su habitación, otra vez la de su estudio privado, así entrometiéndose en habitaciones que no debían tener acceso a ella. Por este motivo, la mujer tuvo una genial idea y al mismo tiempo muy divertida para que a la suegra se le pasen las ganas de "olvidarse el camino para ir al baño".

Como contó en Reddit, la mujer tomó un frasco de brillantina de colores y lo roció en algunas manijas de las puertas que usaba a menudo la suegra; así, las manijas de la habitación, del estudio y de la oficina privada estaban todas cubiertas de brillantina de colores, solo era suficiente que la suegra tocara con la mano sin querer para "ensuciarse" toda con la brillantina: ¡manos, cara, hasta incluso el cabello!

Gregory Veen/Flickr - Not The Actual Photo

Cuando la suegra se dio cuenta que se había ensuciado sin querer con brillantina por todas partes, la mujer mostró las "pruebas" de culpabilidad a su esposo, demostrándole que era todo verdad y que ella no estaba loca ni tenía nada contra su suegra, que la madre del marido lo hacía a menudo y voluntariamente para olvidarse el camino hacia el baño y entrar en las habitaciones de la casa que para ella debían permanecer cerradas.

Luego del "impactante" descubrimiento, la esposa y el esposo definitivamente le han reducido las visitas a la mujer en su casa, comenzaron terapia de pareja para suavizar sus diferencias y sus fricciones y para que estas incomprensiones e incidentes no vuelvan a ocurrir más para no molestar su vida matrimonial.

Según ustedes, ¿la suegra habrá aprendido la lección?

Advertisement