Este joven quedó atrapado durante cinco días con el brazo derecho atascado por una roca - MiraQueVideo.com
x
Este joven quedó atrapado durante cinco…
15 fotos únicas en su tipo capaces de suscitar emociones muy fuertes Restaurante le pide amamantar a su hijo en el baño de discapacitados: la mujer hace un alboroto

Este joven quedó atrapado durante cinco días con el brazo derecho atascado por una roca

29 Mayo 2021 • Por Patricia Zorzenon
655
Advertisement

El instinto de supervivencia puede ser más fuerte que cualquier otra cosa. En momentos de gran emergencia o en situaciones donde tememos por nuestra vida, los seres humanos somos capaces de sacar a relucir una fuerza interior que antes pensábamos no tener y realizar actos extraordinarios que muchos llamarían sobrehumanos o incluso desesperados. Quizás es precisamente por la desesperación y la voluntad de vivir a cualquier costo que el hombre ha nacido para estar sobre este planeta extraordinario pero también insidioso...

Hoy queremos contarles una increíble historia de supervivencia que tuvo un inesperado final feliz, tan absurda que parece haber salido de la mente de un genial escritor y sádico o de un director muy talentoso y realista; sin embargo, el incidente del cual ha sido protagonista y víctima inconsciente Aron Ralston sucedió realmente. Ralston es un joven alpinista estadounidense que saltó a la fama después de experimentar momentos de gran terror y habiendo temido por su vida después de un accidente en el 2003.

Aron estaba haciendo alpinismo en Blue John Canyon en el estado estadounidense de Utah; ese día del lejano 26 de abril del 2003 tenía solamente 27 años y había decidido hacer un trekking solitario y aventurero.

Lamentablemente durante la exploración en Blue John Canyon, el joven habilidoso de 27 años movió por accidente una roca enorme que luego cayó sobre él y le bloqueó de repente el brazo derecho. Un sufrimiento inmenso que duró cinco días, días que pasaron con muy pocas reservas de alimentos (en su mochila tenía solamente lo necesario para ese día soleado de exploración, además de una botella de agua), un celular que no tenía señal y la soledad total: en todo ese tiempo en el que Aron Ralston estuvo atrapado, no se hizo ver un alma viva que lo hubiera visto y rescatado...

Después de cinco días de supervivencia precaria, Aron decidió que debía hacer cualquier cosa para liberarse de esa enorme roca y escapar en busca de ayuda y auxilio...

Advertisement

Lo que hizo Aron para evitar lo peor ha sido sacar a relucir todo el coraje que pensaba no tener en su cuerpo y ya exhausto y totalmente deshidratado, tomó su navaja suiza de campamento y amputó su brazo derecho para evitar que se pudra y termine en un estado de gangrena. A pesar del dolor insoportable y el sufrimiento físico, liberarse de la parte del brazo que estaba atrapado entre la roca y la pared rocosa lo salvó de un destino definitivamente peor.

Después de la delicada "operación", Aron Ralston recorrió 12 kilómetros antes de encontrar un grupo de turistas que lo interceptaron y llamaron inmediatamente a los servicios de emergencia: ¡el joven de 27 años finalmente estaba a salvo!

Su increíble historia de supervivencia dio inmediatamente la vuelta en los mejores periódicos estadounidenses, el joven también participó en numerosos programas de entrevistas y programas de televisión donde contó su experiencia más allá de cualquier imaginación, una experiencia extrema que inspiró a un libro muy vendido titulado "Between a Rock and a Hard Place", firmado por el mismo Ralston, y una película titulada 127 horas con el actor James Franco.

¡Una historia verdadera que supera los límites de la imaginación que merece una vez más ser conocida!

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias