"No me importa lo que piensa la gente": la madre defiende el tatuaje de la hija dedicado a su papá desaparecido

por Patricia Zorzenon

09 Septiembre 2020

"No me importa lo que piensa la gente": la madre defiende el tatuaje de la hija dedicado a su papá desaparecido
Advertisement

Cuando perdemos una persona querida, con el tiempo nos aferramos a su recuerdo con objetos que le pertenecían, fotografías, lugares, sabores, olores, sensaciones; la ausencia genera en nosotros una reacción tal que no quisiéramos jamás decir definitivamente adiós a esa persona, es por esto que buscamos de todas las maneras de revivir su recuerdo. Una manera alternativa para celebrar este pensamiento de un fallecido nuestro es el de hacerse un pequeño tatuaje simbólico en la piel.

via Inside Edition

Advertisement

Sin embargo, no todos aceptan de buena manera el acto de tatuarse en la piel símbolos, palabras o imágenes que nos recuerdan a una persona querida que ya no está; algo sabe de esto Diana Register, que en el 2018 arremetió contra aquellos que quisieron criticar la elección de su hija Kaitlyn, de 15 años, de hacerse un tatuaje dedicado a la memoria de su padre, un agente de policía que falleció debido a un agresivo cáncer de páncreas.

Advertisement

Al comienzo, Diana no estaba de acuerdo con la elección de la hija de hacerse un tatuaje que conmemore la memoria del padre: "¿Cuál era su razón? ¿Que quería? ¿Estaba tratando de impresionar a sus amigos? ¿Estaba solamente siguiendo alguna tendencia?", lo mismo había pensado de su hija menor Savannah, que se había tatuado en el pie los números romanos I IV IX (1-4-9 era el número de placa del padre).

Pero después, luego de mucha reflexión, Diana tuvo una epifanía: "Verán, luego de su valiente lucha contra la enfermedad, su número de placa se ha convertido en sinónimo de fortaleza, coraje y esperanza. Esto es lo que significa para mí y claramente lo que significa para mis hijos."

Al final, Kaitlyn tuvo su tatuaje dedicado a su valiente padre, muy similar al de su hermana Savannah: al lado del pie, los tres números romanos que recuerdan la placa del padre fallecido debido a un tumor en el páncreas. Las palabras de la mamá Diana al respecto fueron realmente esclarecedoras: "Entonces, cuando Kaitlyn y su hermana decidieron hacerse un tatuaje para respetar la batalla y para honrar a su héroe caído, no había manera que pudiera interponerme. Ni siquiera por un segundo."

"Entonces sí, le permití a mi hija de 15 años de hacerse un tatuaje y pueden mostrarlo como quieran. Se lo han ganado"

Un tatuaje en honor hacia una persona querida que no está más no es necesariamente un acto de ostentación o de moda, sino una manera de celebrar todos los días la memoria de una persona realmente especial que ha dejado una marca profunda en la vida de sus extraordinarias hijas.

Advertisement