Después de haber perdido a sus cachorros, esta mamá Beagle "adopta" una comadreja: los dos son inseparables - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Después de haber perdido a sus cachorros,…
Omar, el ejemplar de gato Maine Coon de récord mundial mide un largo de 120 centímetros Una mujer salva y adopta un gatito abandonado: meses después descubre que se trataba de un puma

Después de haber perdido a sus cachorros, esta mamá Beagle "adopta" una comadreja: los dos son inseparables

Advertisement

El instinto de protección que un animal tiene por sus cachorros es una cosa que va mucho más allá del simple afecto materno: es un sentimiento visceral que lo impulsará a hacer verdaderamente de todo para protegerlos. Pensando en una cosa del género, aquello que viene en mente es obviamente una mamá o un papá de una especie que toma cuidados de los pequeños de la misma especie.

Pero la naturaleza, como sabemos bien, logra siempre asombrarnos en modo inesperado. Puede ocurrir así, que el instinto de protección se extienda incluso a animales totalmente diferentes, creando amistades tan tiernas como insólitas. Exactamente como aquella de la cual estamos por contarles.

via: 9News

Molly es una hembra de raza Beagle que, desde el punto de vista materno, no ha sido muy afortunda. Ha perdido de hecho su cachorrada pocos días antes de haber dado a luz a los pequeños: un evento triste que, incluso para un perro, puede ser muy traumático. Para la alegría de Molly, sin embargo, el dolor por la pérdida de los cachorros ha sido pronto reemplazado por un encuentro dulce e inesperado.

Un día, los amigos humanos de la perrita, Elle y Sara Moyle, han asistido a la escena en que Molly literalmente "tropezó" con una pequeña comadreja solitaria, mientras estaba jugando en el jardín de la casa. Sin pensarlo dos veces, el marsupial, probablemente abandonado, se ha aferrado en el lomo del Beagle y ha quedado allí, como si fuera la cosa más natural de hacer.

Advertisement

Un gesto que ha marcado el comienzo de una larga y fraterna amistad: los dos animales, desde aquel momento, son inseparables, como si la comadreja hubiese tomado a Molly como su mamá adoptiva. Y para la perrita, la pequeña comadreja es ya prácticamente un hijo. Lo espera, lo vigila cuando duerme, juega junto a él y no pierde la ocasión para "darle un paseo" cada vez que la comadreja decide de subir sobre el lomo.

imagen: Twitter

Dos animales que se han encontrado literalmente y elegido. Parece exactamente que el destino, después de un momento triste, ¡haya decidido de unirlos en una relación maravillosa, improbable y dulcísima al mismo tiempo!

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias