Cuando no sabes que cosa hacer, no hagas nada: un cuento budhista que nos enseña el valor de la paciencia - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Cuando no sabes que cosa hacer, no hagas…
Un padre ausente puede condicionar el desarrollo emocional de los hijos: lo dice la psicología El rostro que parece más feliz puede darte alguna pista sobre tu personalidad

Cuando no sabes que cosa hacer, no hagas nada: un cuento budhista que nos enseña el valor de la paciencia

Por Patricia Zorzenon
2.321
Advertisement

Los budhistas creen que nuestra mente es como un mono (monkey mind), o sea inquieta, agitada, confusa, indecisa e inconstante y que pasa de un estado a otro propio como un primate que salta de una rama a la otra. Pasamos de un pensamiento al otro asi repentinamente que nos encontramos a menudo en estados de agitacion y confusion y nuestras emociones del momento no nos ayudan, mas bien empeoran la situacion. El secreto para evitar todo esto es, nos enseñan los budhistas, esperar. Cuando no se sabe que cosa hacer, que decision tomar, es mejor no hacer nada y esperar dando tiempo a las cosas. Es este el unico remedio que podemos adoptar para encontrar aquella serenidad mental perdida.

Un cuento budhista nos explica mejor el significado de la espera y del tener paciencia, cuando las cosas parecen no ir por el camino justo.

imagen: pxhere.com

Buda y sus discipulos emprenden un largo viaje pasando por diferentes ciudades. En un dia particularmente caluroso, Buda pregunta a un discipulo suyo, aquel mas impaciente.

"Tengo sed, podrias tomar un poco de agua del lago cercano?"

El hombre va, pero apenas llega para tomar un poco, el lago es atravezado por un carro de bueyes que ensucia el agua. Regresa a Buda y le dice: 

"Maestro el agua esta embarrada y no se puede beber"!

Pasada media hora, Buda pregunta al mismo discipulo de llevarle el agua de aquel lago. El hombre va y regresa a èl respondiendole en el modo mas decidido que aquella agua no se podia beber.

Buda pide al hombre mas veces agua y este va y regresa del lago siempre con las manos vacias, hasta que cuando a un cierto punto la encuentra limpia y cristalina. Recoge un poco para su Maestro y se la lleva. Buda al verla pregunta al discipulo como la ha limpiado, pero el hombre no entendiendo la pregunta, no responde. 

Es el Maestro mismo a hacerlo por èl: "Espera y deja fluir el agua. El barro lentamente se deposita sobre el fondo del lago y su agua vuelve a ser limpia. Debes darle tiempo y no ser impaciente. Debes encontrar su equilibrio y tu no debes hacer nada. Todo pasara si tienes paciencia."

Muy a menudo el ansia y las ganas de encontrar una solucion nos lleva a tomar elecciones apresuradas, que no hacen que empeorar la situacion. Cuando es posible es mejor esperar, respirar y moverse solo cuando las condiciones sean mas faborables. Algunos problemas terminan de hecho por resolverse por si solas, con el justo tiempo!

Tags: CuriososUtiles
Advertisement

Deja tu comentario!

x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias