Llega a la oficina de su hija de 38 años para echar sal en la calle: quería evitar que le sucediera algo

Patricia Zorzenon

22 Enero 2023

Llega a la oficina de su hija de 38 años para echar sal en la calle: quería evitar que le sucediera algo
Advertisement

Es obvio pensar que un padre o una madre están dispuestos a hacer de todo por el bien de sus hijos, pero no lo es cuando una persona, aunque sea un padre, es capaz de demostrar una amabilidad que va más allá de lo normal. Hay hombres y mujeres, de hecho, que nunca dejan de preocuparse por sus hijos, ni siquiera cuando estos son adultos, tienen su familia, sus vidas y ya son independientes.

Sabe algo de esto el padre protagonista de esta historia, que demostró de una manera extraordinaria el cariño hacia su hija.

Advertisement

You guys... THIS IS MY DAD. He drove to my workplace and waited on me to arrive so he could pour a trail of salt from my...

Pubblicato da Elizabeth Bautista Boyd su Mercoledì 10 febbraio 2021

En una corta publicación compartida en su cuenta de Facebook, Elizabeth Bautista Boyd, una mujer de 38 años, puso en evidencia el altruismo y la bondad que caracterizan a su padre. "Chicos, este es mi padre -escribe en el mensaje- Condujo hasta mi oficina y esperó que llegara para que entre a salvo al trabajo. Echó un hilo de sal para que no me resbalara con el hielo".

El día no era de los más cálidos en los Estados Unidos y las calles estaban cubiertas por una capa de hielo que podría haber creado algunos problemas. ¿Qué hacer para evitar cualquier accidente? El padre de Elizabeth encontró la solución: se levantó temprano, compró un paquete de sal, fue al lugar de trabajo de su hija y le creó un acceso seguro antes de que llegara.

Ser protector con tus hijos no es algo tan extraño, pero esta mujer de 38 años no se esperaba jamás tanta consideración y esto la dejó agradablemente sorprendida. Misma reacción que ha suscitado en la cantidad de usuarios que leyeron el episodio. Muchos se dejaron llevar por comentarios de aprecio hacia este amable padre, mientras que otros se tomaron algunos minutos de su tiempo para contar experiencias similares o para pensar lo felices que serían en tener una persona similar a su lado.

En definitiva, el gesto amable no pasó desapercibido y que la hija lo haya compartido ha sido una forma para decirle gracias a su padre y hacerlo delante de todos. Quizás quería que las personas supieran lo bueno que era su padre o simplemente no encontró una mejor forma para homenajearlo.

¿Alguien alguna vez hizo algo tan bello por tí?

Advertisement