Anciana con hija discapacitada a cargo no tiene nada para comer en la noche de Fin de Año: policías la ayudan

Patricia Zorzenon

11 Enero 2023

Anciana con hija discapacitada a cargo no tiene nada para comer en la noche de Fin de Año: policías la ayudan
Advertisement

Hay veces en las que nos sentimos tan solos que pensamos que realmente no hay nadie a quién pedir ayuda. En realidad, deberíamos saber, sobre todo en los momentos más difíciles, que siempre hay una solución y alguien capaz de darnos una mano. Para las personas ancianas es ciertamente más difícil, sobre todo si se encuentran sin una familia o peor aún, cuidando a un hijo discapacitado. Es la situación desesperada en la que una mujer de 70 años, de Roma, con una hija absolutamente no autosuficiente, se encontró en la noche del último día del año. Sin nadie a quién pedir ayuda y sin nada para comer, creía que saludaría al año nuevo en estas condiciones.

via Terzobinario

Advertisement

Furto all'interno del Centro Commerciale, ruba una borsa ma viene fermata: arrestata #PoliziaRomaCapitale È stata ...

Pubblicato da Polizia Roma Capitale su Venerdì 23 dicembre 2022

La soledad de los ancianos es un problema concreto, más bien un flagelo social, en donde el estado debería tratar de remediar con una serie de iniciativas y acciones reequilibrantes, que les permita a todos poder vivir con dignidad. Lamentablemente, se trata de un problema tan difundido que es muy difícil ser capilares en todas las intervenciones. Durante las fiestas, además, es precisamente el momento en el que las dificultades surgidas a lo largo del año parecen amplificarse y alcanzar un punto de no retorno. Una mujer de 70 años, con una hija discapacitada a cargo, se encontró sin nada para comer en su casa en el último día del año; desesperada, a eso de las 23 horas decidió llamar a la policía para pedir ayuda.

Como se puede imaginar, las solicitudes y llamadas a la policía durante las últimas horas del 31 de diciembre cada año son siempre muchas y por los motivos más dispares, sin embargo nadie dio la espalda a la petición de ayuda de esta señora.

Wikimedia / Not the actual photo

El operador que se hizo cargo de la llamada de la mujer inmediatamente remitió la solicitud a una patrulla de la zona, que no tardó en intervenir. Si bien era muy tarde, los policías lograron comprar algunas cosas para comer y un pan dulce, para que la mujer y su hija pudieran festejar al menos la llegada del año nuevo. La mujer agradeció cálidamente a los policías por la inesperada ayuda en un momento tan difícil para ella.

Los problemas en la vida son muchos y seguramente no se resuelven todos con un simple gesto, pero recordemos lo importante que es ayudar a los demás y al mismo tiempo, saber pedir ayuda.

Advertisement