Indigente le pide las sobras de la cena: mujer le ofrece una comida completa y la abraza muy fuerte

Patricia Zorzenon

02 Enero 2023

Indigente le pide las sobras de la cena: mujer le ofrece una comida completa y la abraza muy fuerte
Advertisement

Suele pasar, sobre todo cuando estás por las grandes ciudades, encontrarse con personas sin hogar que, detrás de las esquinas de las calles, piden caridad para poder meterse algo entre los dientes. Con menos frecuencia, sin embargo, sucede que estos son lo suficientemente valientes para entrar en un restaurante y pedir algunas sobras para no morir de hambre.

Algo que notó la mujer de la cual queremos hablarles, quien, sin embargo, decidió responder al pedido de ayuda de una indigente de una forma muy ejemplar.

via Carmen Mendez/Facebook

Advertisement

I debated posting this picture but considering that today many of us are gonna be thankful for what we have and are...

Pubblicato da Carmen Mendez su Giovedì 26 novembre 2015

Carmen Mendez es una joven mujer que vive en Anaheim, California y que hizo emocionar a la web completa por haber contado la historia de la que fue protagonista. En una larga publicación en Facebook, habló de una velada normal que pasó en un restaurante junto a su pareja, donde conocieron a una persona muy desafortunada.

"Estábamos esperando nuestro pedido sentados en la mesa, cuando vi a una señora que pasaba por las mesas en busca de algunas sobras -escribió- Todos se daban la vuelta y la echaban molestos, sin darle nada. Son años que trabajo con los indigentes y nunca me han creado problemas, no entiendo realmente como la gente puede ser tan escéptica con ellos -continuó- Le dije a mi pareja que si se acercaba, seguramente le daría algo". Lástima que, después de un primer momento, la indigente nunca más se volvió a ver.

Mientras Carmen y Fred, su novio, estaban por dejar el restaurante, ella se escuchó llamar por una voz femenina: era la desafortunada mujer. Como igual que con los demás, le pedía algo para comer y Carmen no dudó en darle lo que le había quedado de su cena.

"Le di lo que había dejado en el plato, pero sentía que algo no estaba bien, me sentía extraña -dijo la joven- Merecía mucho más, entonces le ofrecí la cena. Una buena comida caliente era lo que necesitaba. Le pedí al personal del restaurante que no la eche, pero veía a las personas que estaban a mi lado que me miraban de mala manera. Cuando luego le dije que se quedara porque estaban preparando la cena, su mirada se iluminó y sus ojos estaban llenos de gratitud. Nunca sentí una sensación igual".

Posteriormente, las dos mujeres se abrazaron fuerte y la situación se volvió extremadamente emocionante para las dos. Juntas lloraron y quizás por primera vez, la indigente sintió que alguien se preocupaba por ella. "Es un momento que no olvidaré jamás y espero que muchas otras personas entiendan que a menudo uno no tiene hogar no por elección, sino por un conjunto de cosas que no salieron bien en la vida."

Un ejemplo, un discurso y un testimonio que esperamos que abra el corazón de muchas personas y que nos haga entender lo importante que es el altruismo en el mundo.

Advertisement