Novios sanan juntos después de someterse a los tratamientos por el mismo tipo de cáncer

Patricia Zorzenon

11 Enero 2023

Novios sanan juntos después de someterse a los tratamientos por el mismo tipo de cáncer
Advertisement

Se dice que el amor es ciego y que puede golpear la puerta de alguien incluso en los momentos más difíciles en la vida de una persona: cuando esto sucede, se convierte en el "motor" que ayuda a recuperar cualquier adversidad y el punto de apoyo para reconstruir la felicidad propia con la ayuda de la persona amada. Un ejemplo extremo del poder del amor y del destino de las almas gemelas es la historia de Rodrigo Lima, 23 años y Synndy Ferreira, 22 años, dos chicos brasileños que tuvieron que afrontar juntos un difícil camino que -a pesar de las mil adversidades- los unió más que nunca.

via DailyMail

Advertisement

6 anos ao teu lado ❤️

Pubblicato da Rodrigo Costa su Domenica 17 luglio 2022

En Belém, una ciudad de Brasil, los dos descubrieron el diagnóstico del mismo tipo de cáncer, el linfoma de Hodgkin, pero en puntos diferentes del cuerpo: él en la pierna y ella en el cuello. Así que decidieron afrontar la quimioterapia juntos. La pareja se conoció años atrás del descubrimiento de la enfermedad, pero comenzaron a convivir en el mismo momento del diagnóstico: "Cuando las personas nos vieron, pensaron que nos conocimos en el hospital. Pero antes de ser compañeros de cuarto éramos novios", recordó Synndy. No sólo afrontaron la enfermedad juntos, sino que también estudiaron juntos en la universidad y en el examen de ingreso al servicio civil. Ahora forman parte de la policía brasileña.

"Ahora que derrotamos la enfermedad, nuestro objetivo es casarnos y tener hijos, dado que hemos superado muchas cosas", dijo el joven. "Bromeo con ella diciéndole que nacimos para estar juntos. Nuestros caminos siempre se cruzan; éramos compañeros de trabajo, fuimos amigos, luego salimos juntos y nos comprometimos. El diagnóstico, los tratamientos y ahora la sanación. ¡Si esto no es el destino!", agregó.

Para celebrar la sanación tan esperada, tocaron juntos la "Campana de la Victoria" en el Hospital oncológico Octávio Lobo, que se utiliza en la unidad de salud para "marcar la nueva etapa de la vida" para los pacientes.

Los novios fueron aplaudidos en los pasillos del hospital cuando fueron dados de alta. "Los recuerdo cuando recibieron los tratamientos e hicieron las visitas de control: fue increíble el apoyo que se brindaron entre sí. Su historia es fantástica y, hoy, no podemos evitar desbordarnos de alegría por su recuperación", comentó  Elizabeth Cabeça, empleada del hospital.

¡Los mejores deseos para esta pareja por un futuro brillante!

Advertisement