Su hijo está en coma y los médicos no le dan esperanzas: "me decían que lo desenchufe, pero no quise"

Patricia Zorzenon

08 Enero 2023

Su hijo está en coma y los médicos no le dan esperanzas:
Advertisement

¿Creen en los milagros? Todos tienen su respuesta personal a esta pregunta. Hay quienes creen, mientras que otros son más escépticos. Cualquiera que sea la elección, sabemos bien que, a veces, la vida nos pone frente a situaciones completamente inexplicables con la única racionalidad, pero que podrían ser verosímiles si realmente se pensara en una intervención extraterrestre para su resolución.

Es lo que sucedió en la historia que queremos contarles. Protagonista es un joven que tuvo un grave accidente automovilístico y por el cual las esperanzas de vida eran realmente pocas.

via Pamplin Media

Advertisement

Bobby Asa vive en Oregon y una noche, mientras volvía a su casa después de haber pasado un día afuera, se vio involucrado en un accidente automovilísico muy grave. Era 2017 y él tenía solamente 16 años cuando, junto a su familia, vivió una de las peores experiencias de su existencia.

Trasladado de urgencia al hospital, Bobby recibió todas las atenciones y los cuidados necesarios, pero su situación era muy grave, a tal punto que, después de algunos días, los médicos decidieron hablar claramente con su madre Heather. La mujer contó que no le habían dado muchas esperanzas y que, según las anteriores experiencias, los médicos consideraban poco probable que su hijo se despertara del coma o que pueda volver a caminar si eso ocurría.

GoFundMe

La mujer reflexionó sobre las palabras de los especialistas y confiaba en sus capacidades, pero su instinto de madre le decía que no pierda la fe y que siga creyendo que su hijo podría salir de esto. Durante los primeros tiempos no fue así y Bobby no respondía a ningún estímulo, pero mientras las posibilidades disminuían cada vez más, sucedió algo increíble.

El joven comenzó a reaccionar y a captar señales del exterior, hasta cuando logró pronunciar, después de mucho tiempo la palabra "mamá". Algo que conmovió y emocionó a todos, particularmente a Heather, ya que eso significaba que su hijo estaba luchando para salvarse. Era síntoma de que Bobby se había aferrado a la vida y que estaba intentando con todas sus fuerzas no dejarla ir. Y así fue.

Advertisement

A los pocos meses, el joven se recuperó y tuvo la posibilidad de regresar a su casa. Es cierto, el camino de rehabilitación no es fácil y él no regresó inmediatamente a la rutina normal, pero emprendió ese camino y ya esto le dio un aura de milagro a toda su historia. Poco a poco volvió a ir a la escuela y a ver a sus amigos. Su familia, su madre, padre y hermanas, no lo dejaron ni un minuto solo y siempre estuvieron a su lado. En el fondo, es esto lo que hace un equipo: rodean a los que están pasando por un momento difícil y lo ayudan a resurgir.

Nosotros sólo podemos desearle a este joven un feliz futuro y admirarlo por su tenacidad y fuerza demostrada en una historia similar. Y admiramos a su madre que, a pesar de la evidencia, creyó en su hijo y tuvo la paciencia para esperar que se despertara sin perder las esperanzas.

Advertisement