Gasta £ 140 en regalos de Navidad para sus perros, pero ahorra en los de la familia: "Son mis hijos"

Patricia Zorzenon

03 Diciembre 2022

Gasta £ 140 en regalos de Navidad para sus perros, pero ahorra en los de la familia:
Advertisement

Algunas personas tratan a sus mascotas como si fueran sus hijos. Es natural sentir mucho cariño por tu gato o perro, pero no hay que olvidarse jamás que entre animales y seres humanos hay diferencias importantes. Cuando se trata de regalos de Navidad, sin embargo, esta distinción ya no parece importarle demasiado a la protagonista de esta historia, la cual prefiere ahorrar en los regalos para su familia para poder comprar algo más a sus dos perros.

via The Sun

Advertisement

TikTok / fayskerritt

Poco importa si el costo de la vida parece aumentar vertiginosamente día a día, en muchos países europeos y si muchas personas ya no pueden ni siquiera pagar sus facturas: para algunos los perros están en primer lugar. También para Fay Skerritt, una londinense de 30 años, cuyos dos perros cockapoo -una raza canina resultante del cruce de un Caniche y el Cocker Spaniel - son el centro del universo. Se llaman Caramell y Lola y representan a "sus hijos", tanto que las restricciones económicas en la que se encuentra no son suficientes para frenar el deseo de hacerlos felices. Es por eso que en Navidad gastará al menos £ 70 para cada uno de ellos, por un total de 140 libras esterlinas.

"Para mí son mis niños, son mis hijos. No pueden cuidarse solos, entonces me gusta regalarles cosas bonitas" dijo Fay para justificar el gasto "loco". Muchos pondrán sus ojos en blanco, pero ella ya ha organizado todo: ahorrará en sus compras personales les hará regalos menos costosos a sus familiares, con los que ya está de acuerdo para evitar hacer cosas a lo grande para la próxima Navidad.

TikTok / fayskerritt

Fay comprará una serie de golosinas saludables para sus dos cachorros, además de un abrigo de lana para cada uno, para que estén calientes durante los paseos invernales, una cucha nueva y toallas para poder limpiarse las patas después del paseo. "Para poder comprar todo esto, seguramente no gastaré para otras cosas" comenzó explicando Fay, consciente de su comportamiento un poco excesivo. "Tuve que reducir los regalos para mi familia. Hemos decidido que no nos haremos grandes regalos este año. Estaba por comprarme un abrigo de invierno, pero encontré un viejo abrigo y me arreglaré con eso. Renunciaré a mi ropa por ellos, porque cuando la de ellos se arruine no podrán realmente usarla más. La vieja ropa que yo tengo, en cambio, será suficiente" concluyó la mujer.

A pesar del presupuesto bastante alto para sus perros, Fay acude también a los negocios de bricolaje para poder construir, literalmente, juguetes para ellos a un costo menor. En cualquier caso, su familia se mostró comprensiva con respecto a esta necesidad que tiene de complacer a los perros, a pesar de las dificultades económicas.

¿Ustedes qué piensan?

Advertisement