Camarera habla con un cliente y le cuenta su vida de madre soltera: el hombre le deja $1000 dólares de propina

Patricia Zorzenon

14 Noviembre 2022

Camarera habla con un cliente y le cuenta su vida de madre soltera: el hombre le deja $1000 dólares de propina
Advertisement

Hay personas que entran inesperadamente en nuestra vida y logran hacer algo especial, cambiando el curso de nuestro día o incluso solo regalándonos la sonrisa que necesitábamos con un pequeño gesto. Son hombres y mujeres que, quizás, no veremos nunca más, pero que, ciertamente, llevaremos para siempre en nuestro corazón y en nuestros pensamientos.

Sabe algo de ello la mujer de la cual queremos hablarles. Madre de tres hijos e incansable trabajadora, tuvo la suerte de conocer a una buena persona y muy especial, que le hizo un gesto maravilloso.

via Indipendent

Advertisement

Kari Anthony es una madre soltera que trabaja como camarera en Quaker Steak and Lube de Gran Island, en Nebraska. Una noche, mientras estaba de turno en el pub, conoció por casualidad a un camionero que se detuvo para comer y beber algo allí. Cansado del trabajo y estacionado para pasar la noche en una zona equipada no lejos del restaurante, el hombre entró y, después de hacer su pedido, se puso a hablar con la trabajadora.

"No lo conocía, solo le dijo que no era necesario que pagara todas las cuentas -contó la mujer- pero que podía poner todo junto y pagar en el momento de la salida". Desde allí la conversación siguió hacia adelante y los dos se encontraron hablando de sus vidas, de la familia y del amor por las personas queridas. El camionero se dejó llevar por sus largas charlas sobre su madre, mientras que Kari le contó de sus tres hijos y de su vida como madre soltera. Quizás, afectado por su realidad, el hombre decidió realizar un gesto magnífico por la mujer.

Cuando llegó el momento de pagar la cuenta, no solo el cliente pagó los 90 dólares de la cena, sino que dejó una propina de 1000 dólares para la mujer. "No podía creerlo -dijo en una entrevista- Le pregunté más de una vez si estaba seguro de regalarme una cifra tan importante. Por lo general los camioneros dejan una propina de 5 dólares como máximo y yo estaba incrédula".

Sin embargo, aparentemente, ese hombre estaba firmemente convencido y no quizo escuchar razones, la única petición que le hizo a la mujer ha sido la de usar el dinero para hacer algo especial con sus hijos. Y así fue. Toda la familia completa asistió a un gran evento siempre en Nebraska al cual nunca habían podido asistir por la falta de dinero.

Advertisement

Pero eso no es todo. De los relatos de Kari también salió a la luz que, el camionero no se había comportado de forma altruista y generosa solamente con ella, sino que había pagado la cena de todas las personas con las que había hablado durante la noche. Un verdadero caballero que no escatimaba en gastos para regalar un momento de positividad a las personas que estaban a su alrededor. Ellos había alegrado su noche y él había encontrado la forma de agradecer.

Recordémoslo a él y a su gesto: son estos momentos y estas personas quienes hacen al mundo un lugar mejor.

Advertisement