Acude al hospital por fuertes dolores abdominales: luego de pocos minutos da a luz

Patricia Zorzenon

18 Octubre 2022

Acude al hospital por fuertes dolores abdominales: luego de pocos minutos da a luz
Advertisement

Todos sabemos cómo suelen ocurrir, por lo general, los embarazos. Se tienen los primeros síntomas, se hace algúpequeño estudio médico y así se obtiene la feliz noticia, el comienzo de 9 meses de espera antes de conocer una de las más grandes alegrías de la vida. Esto es lo que generalmente sucede, pero también hay madres que no saben que están embarazadas hasta que llegan las contracciones y entienden que algo no está bien.

Parece absurdo, es verdad, sin embargo casos similares existen, a pesar de que son pocos y es testigo la joven mujer de la que queremos hablarles. Descubramos cómo fueron las cosas.

via The Sun

Advertisement

La madre en cuestión es una joven estudiante de Indiana, Kayla Nicole Simpson, quien causó sensación no tanto por haber anunciado en las redes sociales el nacimiento de su hija, sino por el hecho de que ella estaba completamente inconsciente de ello. Así es. La mujer, de hecho, como dijo a través de su red social, no sabía que estaba embarazada. No solo no lo había previsto, sino que en los meses de gestación, no se dio cuenta de nada. ¿Cómo es posible? Descubrámoslo.

Advertisement

Este tipo de embarazo se llama críptico o más comunmente invisible, y es muy particular porque no prevé que la futura madre tenga alguna señal de que el cuerpo está cambiando, por lo que no existirán náuseas, cansancio y falta de ciclicidad típicas de la dulce espera. Para Kayla ha sido así. La joven contó que, poco antes de dar a luz sin su conocimiento, sintió fuertes dolores en el abdomen, por lo que se comunicó con su madre.

"Llamé a mi madre porque me sentía muy mal -contó- No entendía bien qué era y pensé que era un ataque de apendicitis, motivo por el cual fui al hospital. Después de unos controles, los médicos me dijeron que estaba por dar a luz y en el transcurso de 15 minutos tenía a mi pequeña Madi. La amo profundamente".

Una sopresa poco inesperada por decir menos que no podía hacer más que feliz a Kayla. A pesar de su particularidad y el nacimiento muy veloz de la pequeña, para ella no existieron consecuencias y junto a la nueva madre, está en perfecto estado de salud.

No es fácil ni habitual descubrir que la vida está por cambiar completamente y de un momento a otro, -después de todo, casos como estos ocurren una vez en 2.500- pero los niños son una de las cosas más hermosas que existen y Kayla ha sabido darle la bienvenida a su tierna Madi con la sonrisa que se merecía.

¿Alguna vez escucharon hablar de estos embarazos "invisibles"?

Advertisement