Se sientan en un restaurante y se dan cuenta que hay poco personal: entran a la cocina y ayudan a los meseros

Patricia Zorzenon

31 Agosto 2022

Se sientan en un restaurante y se dan cuenta que hay poco personal: entran a la cocina y ayudan a los meseros
Advertisement

En las grandes ciudades es fácil encontrar un sitio donde poder comer a cualquier hora, pero desafortunadamente la crisis económica que afectó a todo el mundo ha puesto en aprietos a muchas actividades que están teniendo problemas para permanecer abiertos y garantizar el salario a todos sus empleados.

Un restaurante de Texas, en los Estados Unidos, está viviendo esta situación, pero durante una noche ha recibido todo el apoyo y la ayuda por parte de un grupo de perfectos extraños que querían comer, pero que, cuando entraron, se dieron cuenta de la falta de personal.

via Facebook - Sylvia Arredondo

Advertisement

My mom and her girls! ❤️❤️❤️

Pubblicato da Sylvia Arredondo su Lunedì 22 agosto 2022

La joven Sylvia Arredondo contó su insólita velada en una larga publicación en Facebook: "Luego del concierto de ayer a la noche decidimos ir a comer. Eran aproximadamente las 11 y el único lugar que pensamos que estaba abierto era un restaurante. Para nuestra sorpresa estaba cerrado, porque no tenía personal suficiente. Entonces fuimos a otro restaurante que estaba por el camino, entramos, pero un lado del comedor estaba cerrado. El otro no estaba demasiado lleno, pero había gente que esperaba para sentarse", contó Sylvia. Un hombre se acercó a ellos diciéndoles: "Espero que no tengan prisa. Solo hay una mesera y un cocinero, mi esposa trabajaba en un restaurante y entonces decidió ayudar y está comenzando a hacer sentar a las personas".

La mujer se acercó para acomodarlos. "Otra señora, que claramente no trabajaba allí, comenzó a tomar nuestro pedido. Nos aseguró que no tenía idea de lo que estaba haciendo, solo estaba intentando ayudar. La única mesera presenta trató de llamar a su gerente varias veces, sin obtener respuesta: estaba llorando", continuó la joven.

En ese momento, Sylvia y su madre se dieron cuenta que debían intervenir: "Mi madre y yo nos miramos durante un minuto y sin dudar fuimos a la cocina. La mesera y el cocinero eran jóvenes estudiantes universitarios. Mi madre improvisó como ayudante de cocina y yo como mesera. Otra pareja nos imitó y comenzó a servir y a limpiar las mesas, mientras que otro señor se comprometió lavando los platos".

After the concert last night we decided to go eat. It was a little after 11 or so and the only place we thought would be...

Pubblicato da Sylvia Arredondo su Martedì 23 agosto 2022

Ninguno de los presentes sabía exactamente lo que estaba haciendo. Cada uno de ellos podría haber desaprobado ese lugar e irse, como muchos otros. Sin embargo, este grupo de desconocidos se quedó para ayudar. ¿Por qué? "Solo sabíamos que esta dulce chica y este joven hombre habían ido para ganar un salario ¡y nosotros estabamos todos decididos a que no se hundan!", comentó Sylvia.

La noche continuó en alegría, como una verdadera fiesta. "En un momento hasta le dijimos a alguien: "Sé que no es lo que pediste, ¡pero es comida y si tienes hambre lo comerás!". Nadie se atrevió a discutir con nosotros, ¡dado que no podían despedirnos!, explicó la chica. A las 3 de la mañana, el restaurante había terminado su turno de trabajo. Todos los extraños y los dos empleados se abrazaron y se dieron las gracias.

"Como se pueden imaginar, en ese momento ya no teníamos hambre. Nos sentamos para recuperar el aliento y los ojos de mi madre se llenaron de lágrimas poco después que los mios. Ha sido un momento emocionante. Damos muchas cosas por sentado. Estos dos jóvenes adultos solo estaban tratando de hacer su trabajo y fueron desilusionados por muchas personas. Nuestros corazones han sufrido por ellos. Ha sido tan conmovedor ver que otros se pusieron a disposición para ayudar a hacer lo correcto", concluyó Sylvia.

Una generosidad unánime que conmovió a toda la web y animó a quienes la conocieron. El mundo está lleno de personas maravillosas, solo hay que encontrarlas para disfrutar de su compañía.

Advertisement