No se siente cómodo en un cuerpo femenino y decide operarse: 2 años después se arrepiente

Patricia Zorzenon

05 Agosto 2022

No se siente cómodo en un cuerpo femenino y decide operarse: 2 años después se arrepiente
Advertisement

No todos se sienten cómodos con el cuerpo que la madre naturaleza nos ha dado. No estamos hablando solamente del físico y de la estética, por lo que si se tiene unos kilos de más o lo contrario, uno no está bien consigo mismo, sino que nos estamos refiriendo a algo aún más profundo. Hay hombres, por ejemplo, que preferirían vivir en un cuerpo femenino y mujeres interesadas en los contrario.

Un tema muy delicado y debatido que siempre ha dividido a la sociedad. Hay quienes, de hecho, no le prestan mucha atención a estas cosas, animando a las personas a hacer lo que realmente los hace felices y quienes, en cambio, no pueden entender las razones. La protagonista de esta historia se vio confrontada con la inseguridad de su género y afrontó un período muy complicado de su vida. Les contamos sobre Sam.

via Daily Mail

Advertisement

Pexels - Not the actual photo

Sam Wise, una joven mujer de 26 años de Midlands, en Inglaterra, contó su historia para sensibilizar a las personas hacia un tema muy importante: la transición de género. Si bien existen hombres y mujeres que ni siquiera quieren escuchar sobre ello, hay quienes en cambio hacen todo lo posible para ayudar a aquellos que no están satisfechos con su masculinidad o feminidad. Sam, desde cuando tenía 21 años, nunca se sintió completamente cómodo como mujer y se hizo algunas preguntas.

"Cuando era adolescente percibía que algo no estaba bien - contó - No tenía comportamientos completamente masculinos, ni tampoco femeninos, entonces comencé a indagar. Quería encontrar la manera para sentirme feliz y decidí hablar con mi médico. Él me aconsejó que fuera a la clínica para hablar con especialistas y lo hice".

La joven intentó comunicarse con el servicio de salud nacional, pero las listas de espera superaban los dos años, entonces optó por un lugar privado. Ahorrando el dinero necesario, Sam tomó una cita para la primera visita y comenzó a expresar su malestar. En el transcurso de muy poco tiempo llegó a la conclusión de que se sentía más tranquila como hombre y comenzó su cambio.

 

Dr.jayesh amin/Wikimedia - Not the actual photo

Entre varios tratamientos y operaciones, la mujer logró un equilibrio que, sin embargo, se rompió tan solo 2 años después".

"Luego de aproximadamente 2 años comencé a sentir dolores físicos y arrepentirme de la decisión que tomé - declaró la joven - Ya no estaba convencida de la decisión que había tomado, pero no quería volver a atrás. Lo único que podía hacer en ese momento, era aceptar mi nuevo cuerpo, los cambios que se habían realizado y seguir adelante con mi vida. Afortunadamente, siempre tuve a mi familia a mi lado. Ellos nunca me dejaron sola y trataron en todo lo posible de ayudarme como podían y me hizo bien".

Advertisement

Petri Damstén/Flickr - Not the actual photo

Una situación particular la de ella, que la puso a prueba, pero también la llevó a hacer algo por los demás. Sam hizo conocer su historia para ayudar a quienes, como ella, se encuentran en una etapa de transición y no saben cómo salir de allí. Lo que mayormente aconseja es seguir una terapia, absolutamente no corta y apresurada, para entender completamente lo que uno quiere. Una vez alcanzado tal objetivo, se puede comenzar un camino hacia el cambio, pero primero es mejor no correr, como lamentablemente lo hizo ella.

Pero sabemos bien que de un error puede nacer algo positivo y para Sam fue así. Sin contar que puso a disposición su experiencia para ayudar a los demás y realizar un hermoso gesto de altruismo.

Advertisement