Adopta a una niña y cuando descubre que sus padres biológicos están sin hogar, los recibe en su casa

Patricia Zorzenon

12 Mayo 2022

Adopta a una niña y cuando descubre que sus padres biológicos están sin hogar, los recibe en su casa
Advertisement

La decisión de adoptar un hijo contiene un profundo acto de amor y de generosidad de dos personas hacia un pequeño menos afortunado. Por lo general y sobre todo para no crear confusión en la mente y en las emociones del niño, se hace todo lo posible para mantener separadas a las dos familias, la biológica y la adoptiva. No es el caso, sin embargo, de los protagonistas de esta historia.

En este caso, de hecho, la familia original de la niña fue acogida por la madre adoptiva. Les explicamos mejor los motivos que han empujado a esta mujer a tomar tal decisión.

via CNN

Advertisement

One of my oldest friends, Vanessa McGrady, has written a really powerful article about the experience with the birth parents of her adopted child. It's quite a story. Please read and share!

Pubblicato da Stephanie Fife Simpson su Giovedì 12 maggio 2016

Vanessa McGrady, la protagonista de esta historia, hace algunos años tomó la decisión de adoptar una niña recién nacida, Grace. El recorrido hacia la nueva paternidad ha ido siempre por el camino correcto, ella y su esposo se enamoraron inmediatamente de la pequeña y también ella no mostró el más mínimo problema.

Luego de dos años de adopción, sin embargo, los padres adoptivos de Grace se separaron y ella y su madre se quedaron viviendo solas. En ese período sucedió algo completamente inesperado e insólito.

Vanessa y Peter, su ex esposo, cuando adoptaron a la pequeña, habían entrado en mucha confianza con sus padres biológicos y los cuatro permanecieron en contacto durante mucho tiempo. Luego de la separación de Vanessa con su esposo, ella descubrió que los padres biológicos de Grace se habían quedado sin hogar, por lo que tomó su decisión.

Decidió darles la bienvenida en su casa sin pensarlo demasiado. "Cuando llegó el invierno los invité con nosotros. Llovía demasiado y hacía frío, no podían vivir en la calle en una carpa, ¿Qué otra cosa podía hacer?- dijo la mujer en una entrevista- Si te sucede que te encuentras a una persona en problemas no puedes hacer otra cosa más que ayudarla. Sin contar que gracias a ellos tenía a Grace y nunca les había agradecido lo suficiente por esta alegría".

Advertisement

Afortunadamente la niña nunca tuvo problemas en ver a todos los padres juntos. Siempre supo, según Vanessa, que ella y su esposo eran su mamá y papá y que las otras dos personas importantes que la querían mucho.

La convivencia no siguió adelante por mucho tiempo, a pesar de todo, porque luego de un mes los padres biológicos saludaron a ella y a la niña y se fueron. El vínculo entre ellos, sin embargo, nunca se disolvió y cuando es posible se encuentran y pasan tiempo todos juntos. Toda esta experiencia luego se convirtió en un libro que Vanessa publicó hace tiempo y donde habla de todos los mínimos detalles de su historia y la de Grace.

La de Vanessa ha sido una decisión que pocos hubieran tomado. Por un lado valiente, por otro extremadamente generosa y altruista. Gestos como este deberían estar mucho más presentes en nuestro mundo. Siempre es bonito echarle una mano hacia quienes más lo necesitan, porque además de ayudar a personas menos afortunadas, se hace el bien a uno mismo también.

Advertisement