Mujer víctima de violencia hace un gesto con la mano al cajero de un negocio y él interviene para salvarla - MiraQueVideo.com
x
Mujer víctima de violencia hace un…
Amigos de los novios asisten con los hijos no invitados: el establecimiento los multa por exceso de invitados Compra el vestido de novia con menos de $10:

Mujer víctima de violencia hace un gesto con la mano al cajero de un negocio y él interviene para salvarla

03 Mayo 2022 • Por Patricia Zorzenon
971
Advertisement

Las redes sociales son un arma de doble filo, es verdad, pero si se usan con un poco de coherencia puede ser útiles hasta incluso en situaciones muy graves. El episodio que estamos por contarles sin dudas lo demuestra. Una joven logró salvarse gracias a un sencillo y muy útil gesto, difundido inicialmente en TikTok, que también el cajero del minimercado en el que se encontraba reconoció claramente. Era un gesto con el que pedía ayuda. ¿Cuánto coraje se necesita para hacer algo así? Muchas personas víctimas de violencia doméstica no logran, lamentablemente, encontrar la fuerza para hablar o salir al descubierto, a menudo porque nunca tienen la oportunidad. Este gesto ha sido creado precisamente por esas mujeres víctimas de violencia doméstica, que sin tener que decir o escribir nada pueden enviar una solicitud de ayuda.

via: Yahoo

Eric Streeval estaba de servicio en un minimercado en el condado de Hickman (Estados Unidos) cuando vio a una joven que parecía estar murmurando algo. Por extraño que le pareciera, Eric trató de entender lo que estaba intentando decirle la joven, cuyos labios se movían silenciosamente formando la palabra "ayuda". Observando mejor, el cajero notó que mientras pronunciaba esas palabras con una voz casi imperceptible, su mano se movía con un gesto que él ya conocía: la joven estaba desesperadamente pidiendo ayuda ya que se encontraba en una situación de peligro. La joven, de hecho, estaba acompañada por un hombre, que luego resultó ser su ex novio.

En ese momento, todos en el negocio se dieron cuenta que algo estaba mal y trabajaron en equipo para proteger a la joven cliente. Eric comenzó a hablar con ella, prolongando la conversación lo más posible, fingiendo también que tenía la caja registradora bloqueada, mientras sus colegas llamaban a la policía. Eric hasta incluso logró fotografiar de pasada la camioneta con la que la pareja había llegado al negocio. El sospechoso acompañante, sin embargo, se dio cuenta pronto que en el negocio estaba sucediendo algo y en pocos minutos salió del local, llevándose a la joven consigo. Ni siquiera el tiempo de maniobrar la camioneta, que la policía intervino para atrapar al sospechoso. El auto de la policía persiguió a la camioneta durante unos quince minutos, antes de que el vehículo sospechoso se detuviera debido a un accidente. El hombre malo, un joven de 31 años llamado Johnathan Smith, intentó huir, pero los oficiales fueron más veloces que él en inmovilizarlo.

Advertisement

El gesto anti violencia que hay que hacer si uno se encuentra en peligro

imagen: WKRN

Luego de la captura, se conocieron todos los detalles de la historia: el hombre malo era el ex novio de la joven que había pedido ayuda al empleado del minimercado, Eric. La joven había sido gravemente amenazada, así como secuestrada a la fuerza por su ex, y si Eric y sus colega no intervenían quién sabe qué hubiera pasado.

Eric es una persona que siempre estuvo muy atento a estos temas, tanto que forma parte de un club de motociclistas que asisten a las víctimas de violencia doméstica. Una vez entrevistado, luego de lo acontecido, señaló la importancia de actuar cuando nos encontramos frente a una persona que necesita ayuda. Nunca retroceder o darse vuelta.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias