Es madre a los 59 años: la hija mayor la repudia y no le deja ver a su nieta

Patricia Zorzenon

13 Abril 2022

Es madre a los 59 años: la hija mayor la repudia y no le deja ver a su nieta
Advertisement

¿Hay una edad correcta para traer un hijo al mundo? No es una pregunta sencilla que podamos responder, lo sabemos. Pero es algo en lo que piensan mucho las parejas que no pueden decidirse ante el dilema: tener o no un hijo. Muchos, de hecho, antes de iniciar el proyecto de paternidad, quieren estar seguros de poder sostener tal compromiso. Esto quiere decir también posponer, ¿pero hasta qué punto es posible hacerlo?

Habrán escuchado hablar del reloj biológico, un argumento que llama la atención y desencadena un mecanismo de carrera contrarreloj para tener un bebé. La protagonista de la historia que estamos por contarles, sin embargo, parece no haber tenido este tipo de problema, al contrario. Esta mujer sacó afuera todo el coraje que tenía y luego de un matrimonio y una hija, decidió casarse de nuevo y ser nuevamente madre a los 59 años de edad. Veamos su historia.

via Mirror

Advertisement

Her eldest daughter, was 'disgusted' when her mother fell pregnant. After that, she barely sees her and has vowed never to set foot inside her home again.

Pubblicato da Newsner.com su Venerdì 8 aprile 2022

Lauren Cohen tenía 50 años cuando conoció al amor de su vida en Paramus, Nueva Jersey. Frank García, 20 años más joven que ella, supo hechizarla y que se enamore de él. Lauren en una entrevista contó: "Conocía a Frank durante algunas clases de baile. Era un buen bailarín y hemos interpretado canciones juntos, pero nunca me imaginé que podía suceder algo así. Una noche, -continuó la mujer- nos encontramos juntos en la pista y todo fue inevitable".

La pareja oficializó su amor y ya que Frank aún no había conocido la alegría de ser padre, decidieron tener un hijo. Lauren ya tenía una hija de 32 años de su anterior matrimonio y tenía una edad avanzada, pero no le impediría jamás a su pareja la posibilidad de ser padre.

Pxhere - Not the actual photo

Entonces los dos tomaron acción y se comunicaron con diferentes clínicas para iniciar un camino hacia esta gran alegría. No ha sido fácil, pero con el tiempo Lauren y Frank se convirtieron en padres de una espléndida niña, Raquel.

"Lo increíble -contó la mujer- ha sido descubrir estar nuevamente en la dulce espera tan solo 1 año después. Y nos quedamos aún más con la boca abierta cuando nos dimos cuenta que esperábamos dos maravillosos gemelos: Gregory y Giselle. Es cierto, a mi edad no es fácil y siempre debo tener cuidado con la salud porque ellos me necesitan. Tomo diferentes sumplementos, intento comer sano y hago tanto pilates como yoga para mantenerme en forma y poder jugar con ellos".

Advertisement

County of San Mateo/Flickr - Not the actual photo

Una hermosa historia de amor a 360° que sin embargo presenta un pequeño inconveniente. La decisión de Lauren y de su esposo ha suscitado un gran desacuerdo con la hija mayor de la mujer. De su anterior matrimonio, Renee, no comprendió y no aceptó la decisión de su madre de tener otro hijo a su edad. Para la joven mujer era antinatural y absurdo y esto provocó un enfriamiento en la relación con su madre. Ahora las dos se ven esporádicamente todos los años y nunca en la casa de una o la otra, y a Lauren no se le permitió ver más a su nieta Hannah.

A pesar de todo, Lauren nunca se arrepintió de lo que hizo y si pudiera regresar el tiempo atrás, no cambiaría una coma de su vida. Un coraje y una obstinación envidiable. Le deseamos a esta pareja y a sus tres hijos toda la felicidad posible.

¿Y ustedes? ¿Qué piensan?

Advertisement