Esta pareja ha "adoptado" a más de 600 niños en 56 años: un ejemplo de hospitalidad que entibia el corazón - MiraQueVideo.com
x
Esta pareja ha "adoptado" a más de…
Madre desesperada: Gana casi un millón de dólares a la lotería, pero prefiere regalarlos a sus familiares en vez de tenerlo para si

Esta pareja ha "adoptado" a más de 600 niños en 56 años: un ejemplo de hospitalidad que entibia el corazón

06 Octubre 2021 • Por Patricia Zorzenon
971
Advertisement

Parece absurdo, sin embargo todo es cierto: Pauline y Roger Fitter, hoy de ochenta años, han sido una pareja de padres adoptivos para la belleza de 620 niños en 56 años. Además de este número increíble de niños hay que agregar también a sus cinco hijos, de los cuales cuatro naturales y uno adoptado. Es cierto, se trata de un hermoso récord para estos dos cónyuges que, hasta el día de hoy, conservan las fotos de todos los pequeños que han pasado por su casa. Su experiencia es la de haber sido "súper" padres con todas las dificultades del caso, pero sobre todo con un pasado lleno de recuerdos inolvidables.

A veces, ser padres es una actividad muy agotadora, ya que se trata en realidad de un trabajo a tiempo completo que requiere de muchas energías y muchas noches de insomnio. Pero piensen en tener que cuidar a más de 600 niños en un lapso de 50 años: ¿aceptarían el desafío? Para Pauline y Roger Fitter, hoy dos dulces personas de ochenta años, la respuesta ha sido "un gran sí".

"Estar en una casa sin niños es como vivir en el vacío", dijo Pauline, hoy con 81 años a los periodistas que la entrevistaron. "Nuestra aventura comenzó en 1964 cuando fuimos la familia adoptiva de un primer niño en espera de adopción. Ha sido una experiencia tan intensa y maravillosa que hemos decidido repetirla. La hemos repetido por segunda vez y luego otra y otra...la hemos repetido más de 600 veces en el transcurso de cincuenta años."

Por supuesto, se trata de una pareja particular la de Pauline y Roger, que viven en Yorkshire, Inglaterra. Su núcleo familiar cuenta con un gran número de personas dado que, como familia adoptiva, han podido acoger a cientos de niños. Sin embargo, los niños adoptivos no eran los únicos que vivían con Pauline y Roger dado que convivían también bajo el mismo techo de su casa con sus dos hijos naturales de la pareja. "Muchos niños estaban celosos de nuestros hijos naturales", agregó Roger, "Por nuestra parte siempre hemos intentado no marcar ninguna diferencia entre ellos y dejar que los niños vivan en un contexto de juegos comunes e intercambio mútuo".

Los pequeños, sin embargo, estaban solo de paso en la casa de los Fitter esperando a una familia definitiva. La pareja entonces tuvo la tarea de cuidarlos durante un período de tiempo indefinido, pero siempre muy corto. Para Pauline y Roger, el momento de la despedida era la parte más difícil de afrontar, dado el gran vínculo que se establecía con cada niño.

"Una parte del amor que muchas veces se subestima", dijo Pauline, "es la del desapego: si amas a una persona debes también saber dejar que se vaya. La posesión en los sentimientos no es algo que esté bien. Dejar ir a las personas no significa olvidarse de ellas. Todo lo contraro. Siempre me mantuve en contacto con las familias adoptivas continuamente durante el primer año. Luego, una vez que los pequeños se adaptaron, nunca me he olvidado de enviarles una tarjeta de buenos deseos para las fiestas y para sus cumpleaños. Después de todo, una parte mia estaba con ellos", concluyó la señora anciana.

Advertisement

El alma bondadosa de la pareja fue premiada a lo largo de los años con muchos gestos de amabilidad y de cariño por parte de los niños que pasaron por su casa, tanto es así que se han convertido famosos en su pueblo inglés. Luego de muchos años de adopción, no han faltado las visitas especiales por parte de los niños ya crecidos con un espléndido recuerdo de la infancia en la casa de los Fitter.

"La visita sorpresa más tierna", contó Pauline, "ha sido la de un joven que antes de partir como soldado para la guerra de Malvinas quiso pasar a saludarnos. Una especie de ritual supersticioso que le trajo suerte ya que regresó sano y salvo"; "Otra joven vino a visitarnos con sus padres adoptivos el día de nuestra boda de oro", dijo Roger, "no podía creer que se había recordado de nuestra fecha y quiso festejarla junto a nosotros."

A couple in their 80s have finally retired after 56 years of fostering children. Pauline and Roger Fitter have cared for...

Pubblicato da First News su Martedì 14 settembre 2021

En definitiva, Pauline y Roger han demostrado tener un corazón enorme, cambiando para siempre la vida de muchos niños en busca de una familia que hoy recuerdan a la pareja con una sonrisa. Historias como estas son raras hoy en día, sin embargo nos entibian el corazón y precisamente por este motivo, les mandamos un gran abrazo a Pauline y Roger, ¡dos personas maravillosas!

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias