"No vayan a la universidad": la carta de una mamá a sus hijos genera discusión - MiraQueVideo.com
x
"No vayan a la universidad": la carta…
Un anciano viudo publica un anuncio en donde busca un amigo para pescar juntos: no quiere quedarse solo

"No vayan a la universidad": la carta de una mamá a sus hijos genera discusión

11 Marzo 2021 • Por Patricia Zorzenon
728
Advertisement

En la vida habría que hacer lo que más se quiere y no lo que te obligan a hacer, lo piensa de esta manera Cathy Brown, una mamá que, luego de muchos años, entendió que, quizás, la llave de la felicidad no está en hacer siempre lo que "parece correcto" y en alcanzar la puntuación máxima en la universidad, sino seguir el propio instinto apasionado. Está claro que cada padre desearía lo mejor para sus hijos, pero hay muchas formas de desear felicidad y prosperidad, y para Cathy, no es obligar a sus hijos a que vayan a la universidad. Ella misma ha sido una joven que para hacer felices a sus padres se inscribió en la universidad; siempre alcanzaba las notas más altas y si alguna vez obtenía un puntaje más bajo, no lograba aceparlo: ¿pero era realmente esa la felicidad? Hoy Cathy es una mujer adulta y le escribió una carta a sus hijos muy significativa, que idealmente está dirigida a todos los jóvenes y a todos los padres que tienen el placer de reflexionar sobre estos conceptos.

Para resumir su pensamiento, podemos transcribir la frase, parafraseando la carta que más impactó a los destinatarios del mensaje: "No vayan a la universidad". Tenemos el deber de especificar que, con esta carta, Cathy no quiso restar la importancia de tener un bagaje cultural adecuado o tener una educación en las espaldas, sino no dejarse condicionar demasiado de deber tener un título a toda costa. Si no hay una gran pasión para un determinado curso de estudio, quizás es preferible hacer otra cosa. Cathy dice que se siente mucho más feliz en saber si sus hijos lograron ser capaces de hacer lo correcto para ellos y no por la sociedad: "Preferiría que tomaran una mochila y se vayan hasta Siberia a dedo, o que tengan una actividad productiva de jabon natural, o que hagan un voluntariado en Haiti, cualquier otra cosa". Todo esto para decir que ella se siente ya muy orgullosa de sus hijos y que no necesita que elijan la universidad para sentirse aún más orgullosa.

Cathy no habla por hablar, pero sabe bien lo que se siente vivir pensando solamente "en obtener el máximo". Hoy tiene tres hijos y es una periodista, pero cuando era joven estaba literalmente "obsesionada" con lograr sus objetivos, en lo que podemos definir como una eterna carrera contra el tiempo y contra todos. Naturalmente, se graduó con la máxima puntuación y lo hizo en parte también para satisfacer ese deseo "caído de arriba", inconscientemente impuesto por sus padres. Ella, sin embargo, no quiere repetir el mismo error con sus hijos y siente que debe dejarlos más libres de este vínculo. "No me importa si van a la universidad o no", escribe Cathy de forma provocativa, y continúa: "Me gustaría que ustedes hagan cosas que son aparentemente irracionales, pero guiadas por la pasión, hay millones de modos para mantenerse económicamente y no les debe importar nada de lo que piensen los demás. Aprendan a abrazar, a celebrar y a darle valor a la espontaneidad. No quemen las buenas ideas pensando demasiado".

Consejos útiles y desapasionados, que podrían servirle a muchos jóvenes indecisos e inseguros a encontrar su propio camino.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias