La abuela cosía siempre maravillosas mantas: los nietos la honran exponiéndolas en la iglesia durante el funeral - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
La abuela cosía siempre maravillosas…
Cada noche este boxer duerme acurrucado junto a su hermanito humano: prácticamente son inseparables Los consejos de los psicólogos para manejar y corregir los comportamientos obstinados en los más pequeños

La abuela cosía siempre maravillosas mantas: los nietos la honran exponiéndolas en la iglesia durante el funeral

Advertisement

Cuando un abuelo se nos va, es inevitable tener una sensación de melancolía y "vaciamiento", no solamente, obviamente, por la pérdida, sino también porque con los ancianos se nos van verdaderos pedazos de historia, restos de generaciones que ya no son más representadas por tantas personas en vida, en donde ponemos en peligro a la memoria de ser perdida para siempre.

Sin embargo, una persona es recordada a menudo por lo que ha hecho y en efecto no hay mejor manera de honrar su vida reflexionando y dando a conocer a todos lo que hacía. Los familiares de la abuela de Nebraska que se apagó a la edad de los 89 años, entonces, se les ocurrió algo realmente emocionante y particular para celebrar su funeral. ¿Cómo? Exhibiendo sus hermosas "obras de arte" tejidas. 

Se llamaba Margaret Hubl y su gran pasión, durante la ancianidad, era sin dudas la costura. La pequeña abuela transcurría horas y horas confeccionando mantas para amigos y familiares. Era muy hábil en su trabajo de costurera y es por esto que, cuando falleció, su funeral no podía estar completo si no estaban sus suaves creaciones.

A todos aquellos que fueron a darle el último saludo a Margaret se les pidió que lleven las mantas tejidas por la mujer. Los bancos de la iglesia, entonces, se "tiñeron" de los colores de aquellas maravillosas mantas, para homenajear, con una mirada muy bonita, a la pasión más grande de la pequeña abuela estadounidense.

Las colchas eran más de 100 (pero seguramente Hubl realizó muchas más), un número increíble si consideramos que han sido creadas a mano por una sola persona y que cada manta requiere un trabajo realmente minucioso. Los nietos de Margaret, de hecho, descubrieron que la abuela tenía escrupulosamente rastros de todas las mantas que trabajaba y no pudieron hacer menos que homenajear su gran habilidad.

Advertisement

"Ha sido realmente un momento especial, ha comentado uno de los nietos de la anciana, en las mantas de la abuela estaba todo el amor que tenía por nosotros". Y estamos seguros que los regalos cariñosos de esta anciana quedarán siempre vivos con su recuerdo, y decir (como si hubiera necesidad) lo importante que son la figura de los abuelos.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias