Un experto de seguridad de la web explica en 5 puntos porqué no debemos publicar fotos de niños sobre internet

por Patricia Zorzenon

22 Febrero 2020

Un experto de seguridad de la web explica en 5 puntos porqué no debemos publicar fotos de niños sobre internet
Advertisement

Vivimos en la era de la web y de las redes sociales y sabemos bien que el nuestro es un mundo en donde para muchas personas compartir y hacer público cada momento de su vida se ha vuelto una necesidad fundamental y primaria. Es cierto: las redes sociales y la tecnología nos acercan, pero ¿estamos exactamente seguros que todo esto es siempre positivo?

La respuesta es no. Los riesgos relacionados a las costumbres de postear y compartir siempre todo con todos no es seguramente una cosa de subestimar. Es bueno tenerlo siempre en mente, especialmente si tenemos hijos pequeños y amamos poner en las redes fotos y videos de los momentos más bellos de sus vidas. El agente de policía Daniel Huerta, experto de seguridad sobre la web y crímenes informáticos, ha hecho pública una breve guía en 5 puntos sobre cómo proteger a los menores de los peligros por demasiada exposición sobre las redes sociales.

via ABC

Advertisement
Facebook

Facebook

Según el viceinspector Huerta, sobre internet existe una cantidad excesiva de contenidos, suficiente para satisfacer la curiosidad y las malas intenciones de tantas personas que actúan de mala fe. Por esto, es importantísimo recordar siempre de no compartir las fotos y los videos de nuestros hijos pequeños, ni siquiera si las intenciones son buenas y relacionados al orgullo de mostrar a todos cuanto son bellos o buenos en aquello que hacen. La potencial difusión del material que publicamos, de hecho, puede ser enorme, en larguísima escala: esto hace todo expuesto a ser tomado y reutilizado por cualquiera. Esto es lo mejor que hay que hacer y no hacer, según el agente de policía.

  1. Busquemos de no mostrar la escuela donde van nuestros hijos, el equipo deportivo o la escuela de danza donde se divierten después de las leccines o inclusive todos los lugares que frecuentan habitualmente.
  2. No poner sobre las redes fotos que hagan fácil identificar el barrio o la casa en donde viven, ni por ejemplo el auto que tenemos (patente, modelo, etc).

Advertisement
Pixabay

Pixabay

3. Debemos asegurarnos que cualquier contenido que publicamos no sea compartido en modalidad pública, sino solo para los amigos y que ello no sea hecho en tiempo real, sino por ejemplo, al día siguiente.

4. Evitemos siempre de cargar sobre las redes sociales fotografías que muestren los menores en traje de baño o igualmente poco vestidos.

5. Nunca escribir o publicar itinerarios o recorridos repetidos, para reducir el riesgo que alguien utilice inapropiadamente aquello que nosotros y nuestros hijos hacemos cada día y pueda ser facilitado en sus intentos criminales.

Pexels

Pexels

Recordemos siempre que las imágenes de nuestros hijos menores pueden también prestarse a objetivos comerciales o a recaudación de dinero. Si las fotos son publicadas sobre plataformas que las hacen públicas y reutilizadas, pueden tranquilamente ser tomadas por todos para cualquier objetivo. Después de todo, quien tiene mala fe hace de todo para llegar a sus objetivos sombreados.

Esto debería hacernos siempre reflexionar sobre cuanto es oportuno proteger la seguridad de quien amamos, más que dejarnos ir en compartir todo sobre las redes sociales, aunque si nos parece una cosa absolutamente normal.

Advertisement