Esta anciana no logra vender sus bordados: un hombre quiere ayudarla compartiendo su foto - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Esta anciana no logra vender sus bordados:…
Las prendas apenas compradas deberían siempre ser lavadas antes de ser usadas porque contienen sustancias químicas Bebe la última cerveza en el hospital antes de apagarse: los familiares satisfacen el último deseo del abuelo

Esta anciana no logra vender sus bordados: un hombre quiere ayudarla compartiendo su foto

Por Patricia Zorzenon
2.065
Advertisement

A veces basta una simple imagen que tomamos quizás por casualidad para hacer disparar dentro de nosotros reacciones de enorme compasión. En el fondo, la humanidad se mide incluso a través de gestos que, a primera vista, pueden parecer pequeños o insignificantes, pero que, para algunas personas en dificultad, significan muchísimo.

Es aquello que le ha sucedido a Leo Brown, cuando se ha encontrado frente a Adela Vidales, anciana méxicana que, no obstante su edad, está obligada a producir y vender servilletas bordadas para ganar algún dinero más. La mujer quedó atrapada en un momento de abatimiento particular, en una foto que muestra su sentada desconsoladora en una escalera.

via: Milenio
Pubblicato da Leo Brown su Sabato 9 novembre 2019

Ninguno había comprado sus productos y Doña Adelita, como la conocen afectuosamente en su comunidad, estaba de verdad angustiada. Para quién está obligado a vivir incluso con las miserables recaudaciones de las servilletas vendidas al equivalente de 1,87euros cada uno, seguro el desconsuelo es una cosa con la cual se hacen a menudo cuentas.

Por esto, Leo ha decidido de sacar una foto a la conmovedora escena y de compartirla en Facebook. Desde allí, ha hecho literalmente el giro del mundo, logrando reacciones de acercamiento y afecto de parte de muchas personas. Pero Leo, afectado de cuanto había visto y de la historia de la anciana vendedora de telas bordadas, ha decidido de hacer alguna cosa de más.

La invitó así a posar delante a sus bordados, para ayudarla a promocionar sus productos a través de las redes sociales, en modo de poder tener muchas más posibilidades de venderlos y ganar. Adela, a ese punto, ha mostrado a todos con orgullo sus maravillosos trabajos, confiada que su situación pudiera mejorar.

Advertisement

Leo, por su parte, ha copartido con todos la dirección en donde era posible encontrar a la anciana para adquirir sus bordados, muchos usuarios han expresado interés y el deseo de poder convertirse en sus clientes. Tanto es cierto que Adela de hecho tiene un fan club, demostando que a veces, aparte de las situaciones más oscurs, se puede enontrar la esperanza de aliviarse y seguir adelante.

Y es exactamente esto que demuestra su historia: un ejemplo emocionante que nos recuerda el valor de ayudar a los demás y la necesidad de no quedar indiferentes, aunque a través de un pequeño gesto que puede hacer la diferencia.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias