Pierden a sus dos padres: joven de 17 años se hace cargo de sus 5 hermanos y los cria como hijos

Patricia Zorzenon

26 Enero 2023

Pierden a sus dos padres: joven de 17 años se hace cargo de sus 5 hermanos y los cria como hijos
Advertisement

Hay historias familiares que llaman mucho la atención debido a las lamentables contingencias que han caracterizado su trayectoria. Hay núcleos en los que, por azares del destino, un padre o ambos fallecen, poniendo a los pequeños de la casa en una situación particular e incómoda.

Saben algo los 6 hermanos en el centro de esta historia, los cuales, sin embargo, gracias a la mayor de ellos, pudieron saborear plenamente el gusto del final feliz. Pero les explicamos bien cómo fueron las cosas.

via ABC News

Advertisement

Orange County Sheriff's Office/Twitter

Era el 2013 cuando en la casa Rodriguez sucedió un episodio inesperado y fatal: la mamá Lisa Smith, de 35 años, falleció, dejando un vacío enorme en las vidas de su esposo e hijos. En ese momento papá Alexander no pudo evitar dejar el dolor de lado para dedicarse completamente a sus seis hijos. Pero el destino a veces es tan cruel como para hacer cosas que jamás esperaríamos.

Tan solo tres años después, también el hombre subió al cielo a los 44 años, dejando a sus hijos a merced de un destino incierto. Y es aquí que entra en juego con todas sus fuerzas, la joven Samantha. La joven, que en ese entonces tenía 17 años, siguió los pasos de su padre y tomó en manos la situación. A pesar de su joven edad, se dio cuenta perfectamente cuál sería su destino y el de sus hermanos: ningún familiar se los quedaría a todos juntos y los institutos de acogida se convertirían en sus casas. ¿Cómo hacer?

La joven eligió dejar de lado su vida de adolescente: "Necesitaban de un adulto y yo me convertí en uno" -dijo la joven. No perdió nunca tiempo y siempre se esforzaba para que no le falte comida, comodidad, escuela, ayudó a sus 4 hermanas y 1 hermano- entre los 13 y los 4 años- como si fueran sus hijos y al final lo logró. Junto a ella estuvieron presentes siempre muchas personas, entre las cuales la abuela Lourdes, que vivía en Orange Country, en Florida, donde se mudaron los 6.

Orange County Sheriff's Office/Twitter

"Aprendí mucho de mi madre -confesó- la vi hacer siempre mucho por nosotros y solo tuve que poner en práctica sus enseñanzas. Estoy feliz de ser su punto de referencia y quiero enseñarles mucho. Para mi es divertido ayudarlos en su crecimiento". Es cierto, Samantha ha renunciado a mucho, pero parece no estar arrepentida y después del primer tiempo, durante el cual también dejó la escuela, decidió volver a estudiar. Haciendo lo mejor que podía entre estudio y trabajo part-time como mesera, logró graduarse.

La historia de los hermanos Rodriguez emocionó a muchas personas y muchos se movilizaron para darle una mano como podían. Hubo hombres y mujeres que le llevaron regalos, ayudas diarias y toda la comunidad le dio un apoyo inesperado. Se crearon también recaudaciones de fondos para permitirle tener un nido de ahorros para cualquier necesidad, sin contar que un grupo, que permaneció en el anonimato, eligió regalarle a la familia un auto para los traslados.

Es en ocasiones de este tipo que sale lo mejor de las personas. Solidaridad, altruismo y amor fueron el telón de fondo de una historia que nació por eventos muy dolorosos, pero la vida sabe quitar como sabe dar y a pesar de todo Samantha encontró la manera para mantener unida a la familia. Solo podemos felicitarla por el ejemplo que dio y esperar que el futuro sea cada día más brillante para esta familia. ¡Buena vida!

Advertisement