Vuelve a comprar el auto clásico que su padre tuvo que vender hace 20 años para pagarle los estudios (+VIDEO)

Patricia Zorzenon

22 Enero 2023

Vuelve a comprar el auto clásico que su padre tuvo que vender hace 20 años para pagarle los estudios (+VIDEO)
Advertisement

Todos tenemos una pasión, un pasatiempo, algo que nos hace latir el corazón por encima de todo y para el joven Randy Martin esta pasión estaba representada en su Ford Sedan de 1936. Un auto clásico que él mismo restauró y que para él era un verdadero escape durante su juventud. Sin embargo, en la vida, uno crece y crecen también las responsabilidades: Randy formó una familia y en un cierto momento de su vida, tuvo que vender su adorable auto clásico para poder pagar la matrícula escolar de su hija. Durante los siguientes años, Randy nunca dejó de hablar de ese auto, diciendo que un día lo volvería a comprar. No se esperaba, claramente, que ese día llegaría y que iba a ser una gran sorpresa para él.

via Youtube / Stephanie Noel

Advertisement

Youtube / Stephanie Noel

No es fácil separarse de lo que más amamos en el mundo, pero cuando las prioridades cambian y la vida nos pone frente a nuevos desafíos, hay que readaptarse. Obviamente, Randy Martin ama a su hija más que a su auto y por eso, decidió venderlo para poder pagar los estudios de su hija Stephanie. Stephanie nunca se olvidó del gesto que su padre hizo por ella y apenas pudo, quiso devolverle todo su amor, con un gesto igualmente significativo.

GoFund Me

Stephanie había escuchado hablar de la famosa Ford Sedan blanca directamente por su padre, que cada tanto decía que un día la volvería a comprar, si la encontraba. La joven, sin embargo, no quería simplemente encontrar un auto clásico similar: ¡quería recuperar exactamente el auto que el padre tuvo que vender hace 20 años! Después de varias búsquedas, Stephanie descubrió que el dueño vivía del otro lado del país, en Nueva Orleans. Para poder costear la compra del auto y las eventuales reparaciones, abrió una página de recaudación de fondos para incrementar su presupuesto, y al final lo logró: en secreto compró el auto y lo hizo llegar a destino.

Advertisement

Cuando llegó el momento de descubrir las cartas y mostrarle finalmente a su padre la gran sorpresa, todos estaban listos para grabar la emocionante escena con cámaras y celulares. La emoción fue enorme: ¡Randy volvió a ver a su Sedan blanca después de más de 20 años!

Randy se emocionó hasta las lágrimas, mientras que su hija le entregó las llaves de su adorable auto clásico. El plan de Stephanie había funcionado: había hecho feliz al hombre que más tiempo le había dedicado a su bienestar y a su educación. ¿Qué otra cosa podía hacerla tan feliz?

Advertisement