Un hotel acogió a decenas de personas sin hogar durante la pandemia: todos se ofrecieron a trabajar para compensar el gesto

Patricia Zorzenon

04 Julio 2020

Un hotel acogió a decenas de personas sin hogar durante la pandemia: todos se ofrecieron a trabajar para compensar el gesto
Advertisement

La epidemia de Coronavirus se extendió por todo el mundo, cosechando más o menos víctimas y, a pesar en algunos países la situación parece estar lo que pareciera bajo control, en muchos otros los números de contagios y víctimas continúan a subir vertiginosamente. En el Reino Unido las medidas restrictivas por lo que respecta a las reservaciones de los hoteles aún no han sido revocadas, pero el conocido hotel de lujo "Fownes Hotel", en Worcester, pudo trabajar casi a plena capacidad, acogiendo a algunas personas sin hogar de la ciudad. Para pagar la hospitalidad y la amabilidad del hotel, muchos de ellos dieron sus disponibilidades y propusieron hacer algunas tareas manuales: una pequeña ayuda concreta para agradecer el tener finalmente un techo sobre la cabeza y una cama verdadera en donde dormir.

via Washington Post

Advertisement

Fownes Hotel

"Nos tratan muy bien y nos dan de comer" ha dicho Terence Marriott, uno de los 50 sin hogar que con esta pandemia tuvo la suerte de ser acogido por el Fownes Hotel de Worcester. Para pagar tal amabilidad, muchos de ellos pusieron en la mesa sus propias habilidades y sus fuerzas de voluntad, al servicio del hotel; la subgerente Julie Merrick contó como muchos de ellos han ido tras ella preguntándole: "¿Hay algo que pueda hacer? ¿Cualquier cosa?".

Worcester News

Un joven, por ejemplo, siendo un obrero y no pudiendo trabajar en ninún lugar, se ofreció a rehacer las paredes del patio. No todos viven en la calle como muchos pienan, hay algunos que tuvieron que recurrir al Fownes por causa de las circunstancias poco afortunadas del último periodo: vivir sin trabajar puede resultar imposible.

Advertisement

Worcester News

Todos, de alguna forma, han ayudado y contribuido a facilitar esta situación de emergencia. Son justamente las pequeñas cosas, las amabilidades, las que hacen la diferencia y estos huéspedes han demostrado saber apreciar de lleno la alegría de las pequeñas cosas.

Advertisement