Cuando perdemos a las personas más amadas podemos continuar a sentirlas por siempre junto a nuestro corazón - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Cuando perdemos a las personas más…
La conductora del autobús escolar sostiene la mano de este niño en lágrimas ante su primer día de escuela Saber ser autosuficiente no significa estar solos: es una forma de valentía que ayuda a amarse para toda la vida

Cuando perdemos a las personas más amadas podemos continuar a sentirlas por siempre junto a nuestro corazón

1.091
Advertisement

Casi todas las culturas y las religiones conciben una vida después de la muerte, son unidas de la idea que también cuando las personas amadas no están más conservan una conexión con quién pertenece todavía a este mundo. Que se crea o no, que se tenga o menos fe en alguna cosa sobrenatural, de divino, de misterioso, aquellos que nos han amado y al cual hemos querido bien no desaparecen jamás del todo, sino que continúan quedando al lado en un modo o en el otro.

imagen: Max Pixel

Somos nosotros a dar valor y significado a todo aquello que sucede o no sucede, a las cosas que ocurren cotidianamente o en determinadas circunstancias, vislumbrando en ellos señales a través de los cuales los que se han ido nos hablan y nos guían en el camino. Las personas que tienen contacto de más y que lamentablemente han venido a faltar, a veces aparecen en sueños, o se percibe su acercamiento, de hecho el perfume suyo, como si quisiera hacernos saber que continúan velando por nosotros.

Queriendo encontrar una explicación más racional y menos mística de todas las posibles manifestaciones de los difuntos, se puede hablar de simple afinidad, de rasgos de la personalidad que han quedado esculpidos dentro y que emergen en particulares situaciones.

imagen: Needpix

A menudo nos comportamos en un modo, se dicen o hacen cosas porque es exactamente la manera que ha sido transmitida de los padres, abuelos, parientes, amigos o parejas. El solo hecho que no se atribuya un valor espiritual a todo esto, no disminuye su importancia, porque quiere decir que aquellas personas adoradas son todavía parte de nosotros. 

Se puede pensar que un padre o una madre nos tengan por la mano incluso desde un lugar lejano, haciendo que su esencia permanezca como los ángeles custodios. O se puede reconocer aquellos rostros en los mismos rasgos del propio rostro, su voz en la propia, sus enseñanzas en los valores en los que se cree y que se busca transmitir a los hijos. Igualmente como se lo quiere ver hay siempre un hilo conductor, una chispa de vida que continúa dentro de otra, piezas de memoria, de corazón y de alma que no dejan de estar jamas.

Tags: PsicologiaAmor
Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias