Las madres se enojan mucho más con los hijos en los cuales ven un reflejo de si mismas. ¡Es como si se hablaran al espejo! - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Las madres se enojan mucho más con…
Disney ha creado una línea de ropa de novias inspirado en sus princesas: ¡ para un verdadero matrimonio de cuentos! Así es como se usan dos huevos y una cucharita de sal para aliviar el dolor a las articulaciones

Las madres se enojan mucho más con los hijos en los cuales ven un reflejo de si mismas. ¡Es como si se hablaran al espejo!

513
Advertisement

La relación con los hijos no es simple, ninguno nace padre y no existe un manual secreto para convertirse. Todo deriva de la experiencia, de nuestra actitud y de quien somos. Ninguna fórmula mágica nos impedirá de cometer los errores y esto vale tambièn para los hijos: los cometerán a montones, incluso debemos dejarlos aprender de las propias historias personales de otro modo no lograrán jamás formarse completamente. 

Aquello no significa que no deban preocuparse por ellos, pero que no podamos impedirles de experimentar alguna cosa que hayamos hecho también nosotros en el pasado y que, al menos para nosotros, se ha manifestado como fracaso. Podemos buscar de hablarlo, seguramente, expresando nuestras dudas pero, al final, debemos dejar que las cosas se acomoden solas. No podemos tomarlo tanto en lo personal porque vemos repetirse en nuestros hijos nuestros mismos errores.

Los psicólogos parecen confirmar que los padres, sobre todo las madres, resultan particularmente molestas en reconocer los propios errores y en verlos repetidos en el comportamiento de los propios hijos. Este choque inicial no lleva a nada de bueno, porque no impedirá a los niños o adolescente de dejar de querer hacer o de probar cualquier cosa. Es más, prohibir sin buscar de entender, en general es contraproducente. La convivencia, sobre todo en ciertas fases de la vida no es fácil, pero una madre, en calidad de tutor, tiene el deber de tener cuidados de sus propios hijos "en el modo correcto". Cualquier sea "el modo correcto" es siempre discutible. Para poder tener que ver con un hijo y con sus elecciones, se necesita saber encontrar el justo equilibrio: no se puede siempre imponer la propia voluntad, se necesita aprender que, a veces, debemos hacernos aparte incluso yendo contra nuestros mismos deseos.

Los hijos que discuten más asiduamente con el padre o la madre son también aquellos que se parecen mayormente a los propios padres. Son aquellos padres, según la psicóloga Marta Segrelles, que ven en el comportamiento de los hijos, los mismos comportamientos de la cual ellos mismos se arrepienten. Una de las causas que llevan a estas inevitables diferencias es que, desde la infancia, el niño imita aquello que ve y que siente en casa y fuera de casa; de ello se deduce, por lo tanto, que durante la mayor parte del tiempo, el niño imita en todo y para todo los comportamientos de sus padres.

Advertisement

Es aconsejable, para el bienestar de todos, aceptar estos comportamientos como parte de nosotros y buscar de gestionar estas situaciones con inteligencia, evitando desencuentros contínuos, en modo que se pueda rápidamente lograr un acuerdo de ambas partes.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias