Las 5 señales que les permiten de desenmascarar una persona envidiosa - MiraQueVideo.com
x
Navegando en esta pagina, aceptas el modo con el cual usamos los cookies para mejorar tu experiencia. para más informaciones Ok
x
Las 5 señales que les permiten de desenmascarar…
Humillar a los demás no te hace más fuerte, sino más miserable 21 imágenes que demuestran porqué los perros son miembros de la familia a pleno título

Las 5 señales que les permiten de desenmascarar una persona envidiosa

5.918
Advertisement

Levanten la mano quien en la vida no ha probado al menos una vez envidia frente a alguno. Se trata de uno de los siete pecados capitales más comunes y frecuentes, porqué en el fondo a todos antes o después les ocurre de querer estar en los paños de los otros. El objeto de los deseos puede tener que ver con el amor, la carrera, el aspecto físico, el talento o simplemente un tramo caracterial. Aquí 5 síntomas emblemáticos que pueden revelar este sentimiento negativo: 

  • Falta de filtros. Con la excusa de mostrarse franco y sincero una persona envidiosa dice aquello que piensa sin respeto o educación, con la intensión de hacer estar mal. La honestidad es una coartada cómoda para ser lo más posible brutal y agresivos.
  • Alegría en el fracaso de los demás. Los envidiosos disfrutan cuando alguno comete una equivocación. El suceso de los demás les provoca sufrimiento por la cual verlo desaparecer se vuelve fuente de satisfacción.
  • Falsa cordialidad. La envidia a menudo se esconde detrás a una máscara de hipocresía. Quien es victima tienen a mostrarse gentil y amigable pero en realidad sus verdaderos sentimientos son muy diferentes.
  • Sarcasmo dominante. El enfoque más común de una persona envidiosa es buscar de desmontar a los demás con ironía cortante, incluso bromas y comentarios ambiguos. El objetivo es aquel de despertar la risa y el ridículo hacia su objetivo.
  • Comparación constante. Incluso cuando no están en competencia directa con alguien, los envidiosos se sienten constantemente en competencia con quienes los rodean. La razón radica en su egocentrismo que siempre los empuja a hacer comparaciones con otros, impulsados por la necesidad de prevalecer.

 Aquellos que desean desesperadamente ser como algún otro o tener aquello sufre de una falta crónica de autoestima. Otros siempre son vistos como amenazas a su estatus, pero este tipo de ambición en lugar de servir como un estímulo para mejorar su situación se convierte en un deseo que empeora el de los demás. De hecho, hay una envidia "saludable", es decir, la que impulsa a las personas a hacer que sus vidas sean más satisfactorias y, en cualquier caso, dentro de límites aceptables, un poco de envidia es absolutamente inofensivo. El caso es diferente cuando la emoción en cuestión se vuelve constante e incontrolable, por lo que te arriesgas a ser "envidioso" a tiempo completo.

Advertisement

Deja tu comentario!

Advertisement
Advertisement
x

Por favor accede para cargar un video

Registrate tramite Facebook con 2 simples click!
(Usamos Facebook solo para acelerar la registracion y NO publicaremos nada sobre tu exhibicion)

Accede con Facebook

¿Te gustó el Video?

Ponle "Me Gusta" para no perderte el mejor contenido de la red.

×

Ya soy fan, gracias